Publicidad

I Love Publicidad

Este podría ser el título de cualquier pegatina, pero en este caso es por la relación que se ha generado en los últimos tiempos entre amor y publicidad.

¿Qué ha pasado? La publicidad ha sabido hacer un engranaje perfecto, entrando poco a poco, de puntillas a ese sentimiento que mueve montañas por la persona amada, el amor.

Cada vez hay más singles, y esto es debido a los nuevos hábitos de vida que tenemos, cada vez somos más independientes, tenemos menos tiempo, somos más egoístas y el poco tiempo libre que nos queda nos lo dedicamos a nosotros mismos. Pero un día, sin saber muy bien cómo ni por qué,  sales de casa, brilla el sol, vas en el coche, suena una canción que te trae recuerdos y piensas que te encantaría conocer a alguien que volviera a tocar esa tecla, que encendiera esa chispa, quieres volver a sentir eso. Y ahora el problema reside en cómo lo haces ya que dispones de muy poco tiempo, y el círculo cercano está prácticamente cerrado. Pues sí, recurres a las redes sociales y diferentes apps para conseguir tu objetivo y de repente conoces la famosa app; Tinder.

En esta aplicación, por lo visto puedes elegir el radio en el que conocer gente y van pasando fotos a las que tú vas indicando si la persona te gusta o no te gusta. Sencilla, rápida, no aburre. Mientras estás pasando perfiles y perfiles, las marcas están haciendo una investigación de mercado para saber si su producto tendrá o no éxito en el mercado, como es el caso de Gillette.

Gillette <3 Tinder – ¿Hombres afeitados o con barba?

Gillette quería saber esto, y qué hizo, que se asoció con Tinder para averiguarlo.  Seleccionó a 100,000 hombres de manera aleatoria para comprobarlo, y ver quienes conseguían más me gusta, si los afeitados o los que llevaban barba. Podéis imaginar el resultado,  tratándose de Gillette, ¿verdad?

Esta acción permitió a Tinder ganar dinero por la promoción del producto, y a Gillette que se le asociase con las relaciones personales.

Los datos del estudio se publicaron en la página de Gillette, que podéis visitar aquí; http://shavetest.com/

Y aquí os dejo un video para que podáis ver el test;

Tinder contra el maltrato

Mientras muchos abrían esta app para ver los ligues de ese día, se encontraron con esta campaña de la agencia  Eightytrenty, en la que los usuarios se encontraban fotos sugerentes y acto seguido se convertían en imágenes con golpes y daños. Al final de la última foto aparecía un mensaje que decía: “”Las víctimas de tráfico sexual no tienen opciones. Tú tienes la opción de ayudar a terminar con ello ahora”.

Esta campaña se realizó en Irlanda pero creo que es una buena campaña de concienciación, te das cuenta de la cara B, del lado horrible de la humanidad mientras tú estás en esa app buscando algo tan bonito como el amor.

Tinder contra el abandono de animales

En EE.UU el verano pasado se lanzó esta campaña de concienciación social llamada PUPPY LOVE. Mientras los clientes pasaban las fotos podían encontrarse con fotos de perros en los que ponía “Abandonado”

Esta campaña se lanzó en colaboración con la Organización de Protección Animal, Social Tees.

Domino´s Pizza <3 Tinder

Sin duda, esta campaña me parece divertidísima.

Domino´s sabe que solo una pizza suya puede calmar el dolor de estar soltero un día como el de San Valentín.

¿Qué hicieron? Pues entregaron pizzas gratis y un descuento para los usuarios de Tinder que los eligieran el 14 de Febrero.

Esta campaña tuvo muchísimo éxito porque mientras “ese hombre elegido de manera aleatoria” pudo haberte dejado plantada en un bar, la pizza siempre estará para ti.

Hay muchos otros ejemplos pero he recogido estas cuatro muestras para que podáis ver la capacidad de impacto que tiene una app en menos de un minuto.

Las marcas saben que mientras estás en esa aplicación te encuentras receptivo, abierto, buscando a esa persona que te pueda remover algo por dentro, por lo tanto estás atento, con ganas, entusiasmado, y cuando menos lo esperas, como en el amor, has caído en sus redes, en este caso en las de la publicidad. Mantened los ojos abiertos porque nunca se sabe dónde puede estar.

Arantxa Ortega

Técnica superior en gestión comercial y marketing. Área Manager desde hace más de diez años en distintos mercados enfocados a atraer al cliente. Adoro la danza oriental, los gatos y la comida basura. Mi cabeza es una lavadora que siempre está centrifugando. El neuromarketing me drogó y no he querido desintoxicarme. La vida me ha enseñado que cada pequeño detalle cuenta.
Sígueme en twitter: @isatxa

Sigue a Arantxa Ortega en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close