Publicidad

La publicidad no vende

Lo siento. En serio lamento romper muchas de las esperanzas que tenías. Me duele decirte que pienso, que estás muy equivocado cuando le dices a alguien que trabajas para vender un producto o servicio.

Cuando a un estudiante le va mal en la escuela, existen muchos factores que pueden estar causando esto: no estudia, el maestro no explica bien, el jovencito no va a clases, está deprimido o incluso enamorado. Si un paciente recae en una enfermedad, no significa necesariamente que el Médico hizo algo mal; puede que no siguió su tratamiento, no llevaba buenos hábitos o por qué no, la misma ley de la vida. Si todo esto es cierto, ¿por qué seguimos dejando que las personas crean que el hecho de que se venda o no un producto dependen de la publicidad e incluso, nosotros mismos como profesionistas fomentamos esta idea?

¿Y por qué no creo que la publicidad vende? Mis razones son sencillas y se concentran en lo siguiente: cuando algo no se vende, sea un producto o servicio, existen numerosos factores que pudieron haberlo determinado: crisis económicas, mala distribución, pésimo servicio e incluso, mal humor del consumidor. Entonces tengo una pregunta para ti: ¿eso quiere decir que la estrategia publicitaria falló? ¿Es realmente 100% culpa del equipo creativo que no haya ventas del producto? De la misma forma ocurre con las campañas sociales: el hecho de que no cambiemos mentalidades, no necesariamente significa que no cumplimos con nuestro trabajo.

Esto no solamente se aplica para cuando existe un fracaso en una marca, sino también cuando se presentan increíbles éxitos; no solamente la publicidad hizo todo el trabajo, ya que hay muchos factores detrás que ayudaron a construir esa victoria. Así que no, no somos ni los héroes que salvaron la historia ni los villanos que echaron a perder la misión; somos simplemente ladrillos que ayudaron a edificar un imperio.

No, la publicidad no vende, pero es una herramienta que puede ayudarte a vender. De verdad me encantaría decirte que la publicidad es la heroína que llega a salvar el fracaso de una empresa, pero incluso hay ocasiones que ni eso puede ayudarla, porque así como dije con el ejemplo del paciente, existe un ciclo de vida incluso en los productos, que ni porque te muevas puedes evitarlo.

Así que para mí, una estrategia publicitaria no es el secreto para el éxito pero sí una de las piezas claves para que todo marche bien. Todo es cuestión de sumar esfuerzos y que a manera de engranes, todas las piezas funcionen correctamente sin dejar cabos sueltos. Después de todo, la publicidad no es milagrosa, pero cómo nos echa la mano ­cuando más la necesitamos.

Imagen cortesía de iStock

Laura López Trujillo

Aún no sé cuál es mi misión en este mundo y espero no saberla pronto. Mientras tanto, soy estudiante de Publicidad en la ciudad de Puebla y me encanta leer cualquier cosa que se me ponga enfrente. Escribo en mis ratos libres, soy extremadamente observadora y amante de las series de televisión.
Sígueme en twitter: @lauralt1

Sigue a Laura López Trujillo en:

Artículos relacionados

Close
Close