Comunicación

Para no quemar el cerebro

La mayoría de nuestros clientes piden a gritos un equipo multitask en todo su esplendor y aunque no parece imposible, la realidad es que en la mayoría de las empleos se está poniendo de moda que el trabajo de cinco personas sea ejecutado mágicamente por tres.

Suena tremendamente agotador y poco alentador ¿no? Pero se vuelve una locura para aquellos trabajos dónde se le tiene que meter creatividad e innovación a los resultados.

Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social confirman que en el 2013 el 75% de los trabajadores mexicanos sufrieron de estrés y no es un secreto que el daño que causa éste mal en los circuitos cerebrales a largo plazo puede ser mortal. Así que para que no lleguemos hasta este triste final quiero compartirles cinco de mis inspiradores consejos que logran encenderme el foco cuando se esconde la creatividad o cuando la solución a ese problema tarda en caer al tinaco.

¡Espero les funcionen!

  • Detente a un escaparate a hojear revistas:

Es increíble la cantidad de información que emana de estos espacios entre chismes, información especializada, fotografías y vivencias. Es un hecho que te encontrarás con alguna sorpresa y se te prenda el foco para aportar alguna idea concisa  en tu siguiente junta.

  • Piensa como un niño y materialízalo como adulto:

Hace poco mientras esperaba en la fila del supermercado escuche la conversación de un niño con su padre donde éste le comentaba al pequeño que no debía pelear con su hermana, que debía entender que ella había crecido y que sería complicado ahora que pudieran congeniar entre juegos. Solté la carcajada cuando con en un tono “adulto” le respondió a su padre  – Pues será mejor que se vaya de la casa, así le evitaré problemas cuando yo crezca- jajajaja es increíble cómo los niños  pueden encontrar las respuestas tan racionales e  inmediatas.

  • Lanza una pregunta al aire y abre un libro:

Se trata de leer entre líneas e interpretar lo que te dice el autor. Solía hacerlo desde niña y era sorprendente descubrir como los libros solían comunicarse conmigo. Tienes que interpretar e ir más allá de las palabras, probablemente hasta te ayuden a tomar una decisión. Hay ocasiones en que no dicen nada, pero hasta el “nada” hay que entenderlo.

  • Habla con tus viejos:

Back to Basic ¡Créeme, no falla! Menos vicios, las ideas más sencillas y claras. Ellos probablemente vieron crecer mucho de lo que ahora ya ni es tendencia. La tecnología nos atonta  y nos confunde en ocasiones para racionalizar cosas simples.  Lo que si te puedo asegurar es ganarás la satisfacción de escucharlos y de pasar un rato agradable con ellos.

  • Echa un vistazo a tus blogs favoritos durante el día:

Por ejemplo, en Roastbrief he encontrado maravillosos puntos de vista, algunos con contenido más denso y algunos otros con pensamientos generales. No solo necesitas sentarte a leer un periódico, consultar enciclopedias o gastar en librerías para informarte. La información está a la vuelta de la esquina, recuerda que estamos en la época dónde la persona que no sabe sobre algún tema es porque de plano no le interesa.

 

Imagen cortesía de iStock

Lola Silva

Publicista egresada de la UNAM. Llevo nueve años entrándole a éste medio creando, coordinando y echando a perder campañas para diferentes marcas. Apasionada del lápiz, las historias de terror y la música. Exprimo mi cerebro hasta dormida y si se trata de pegarle al peligro soy la primera en la fila. Inquieta por naturaleza, claustrofóbica aunque adaptable. Digo lo que pienso, pero empática con todo ser vivo. Sigo en búsqueda de conocimiento, “es mi área de oportunidad” dicen los de recursos humanos.
Sígueme en twitter: @llulaby

Sigue a Lola Silva en:

Artículos relacionados

Close
Close