Creatividad

Personajes que inspiran: Keith Haring

Todos los seres humanos hemos tenido una vida complicada en mayor o menor medida, después de todo nadie dijo que llegar a la tierra sería la comodidad total; sin embargo, considero que la diferencia entre una vida brillante y un ataúd olvidado siempre radica en todo aquello que dejes plasmado en tu camino.

Reconozco que muchos nos matamos por hacer la diferencia día a día, pero algunos hemos muerto en el intento en algún momento o al menos nos parece una derrota fatal. Si nos pusiéramos a indagar en la vida de grandes mentes nos daríamos cuenta que el mundo para ellos tampoco fue sencillo, la diferencia es que han arriesgado y se han sabido levantar.

Dentro de mis personas inspiradoras hay un hombre que comenzó a plasmar su pasión desde las calles y que aunque no sabía la proyección tan grande que tendría su trabajo logró brillar al mostrar su alma mediante un lenguaje de líneas y colores. Keith Haring, artista pop destacado en los ochenta, nació en Pennsylvania en 1958, comenzó desde muy pequeño a plasmar sus dibujos bajo la influencia de Dr. Seuss y Walt Disney. Keith siempre mostró su pasión y durante sus estudios en Nueva York fundó una comunidad artística que bajaría el arte del olimpo a los simples mortales. Decidieron salir de las clásicas galerías y museos llevando sus obras a la calle, a espacios urbanos y a lugares alternativos dónde en esa época parecía imposible que se pudiera ver el trabajo de un artista destacado. Se dice que produjo más de 50 obras públicas entre 1982 y 1989 todas en diferentes partes del mundo, algunas de ellas recopiladas por fans, algunas otras siguen en los muros. Su trabajo con el tiempo comenzó a tener renombre, pero también fue criticado por el contenido de sus mensajes que abordaban temas como religión, racismo y sexualidad.

Keith Haring es un vivo ejemplo de los revolucionarios del arte, de la consciencia social y de la libre expresión. Cuando fue diagnosticado con el virus del VIH en 1988, decidió dedicar su vida a hablar sobre su enfermedad mediante sus obras. Fundó The Keith Haring Foundation dónde continúo contribuyendo con su talento hasta su muerte en 1990. Ahora la fundación apoya a instituciones, centros de salud y comunidades marginadas que no cuentan con la infraestructura para tratar la enfermedad en los niños, además de impulsar a los artistas independientes.

Siempre que algún proyecto se me viene abajo y que pone en duda mi capacidad de materializar mi imaginación pienso en Keith, es un hecho que para dejar huella solo debes destacar tus talentos, creer en ellos y darles rienda suelta, aún a pesar de que el medio no te lo permita.

 

Imagen cortesía de iStock

Lola Silva

Publicista egresada de la UNAM. Llevo nueve años entrándole a éste medio creando, coordinando y echando a perder campañas para diferentes marcas. Apasionada del lápiz, las historias de terror y la música. Exprimo mi cerebro hasta dormida y si se trata de pegarle al peligro soy la primera en la fila. Inquieta por naturaleza, claustrofóbica aunque adaptable. Digo lo que pienso, pero empática con todo ser vivo. Sigo en búsqueda de conocimiento, “es mi área de oportunidad” dicen los de recursos humanos.
Sígueme en twitter: @llulaby

Sigue a Lola Silva en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close