Marketing

4 razones por las que los mercadólogos somos felices

Hay ciertas circunstancias que diferentes autores identifican como deseables para dar sentido a nuestra vida. Algunas de esas situaciones son comunes a la vida diaria de un mercadólogo y seguramente de otros muchos profesionales, las enlisto a continuación:

Vivir experiencias. En el medio es muy común que haya oportunidad de conocer a personajes famosos, presenciar eventos increíbles, asistir a espectáculos y expos, así como viajar local y/o internacionalmente. Experimentar cosas da sentido al plano físico.

Aprender cosas nuevas. En el mundo del marketing jamás dejas de aprender, no hay manera de que una lista de pasos y fórmulas, o un manual de procedimientos aplique para todas las actividades que hay que realizar. Marketing es innovación y para lograr esto, hay que romper continuamente las reglas, rebelarse un poco, probar cosas nuevas, intentar, arriesgarse y a veces regarla, estas acciones inevitablemente nos llevan al aprendizaje, proceso estimulante por naturaleza. Aprender da sentido a nuestro plano mental.

Ser creativo. El marketing es un mundo de innovación e invención. Te obliga a crear o encontrar continuamente nuevas soluciones y alternativas. Nuevas combinaciones y mejoras a lo que has hecho antes. Te permite estar con gente creativa de muchos ámbitos y presenciar sus obras, incluso muchas veces conocer sus procesos creativos. En un mundo de ideas, es imposible dejar de generar las propias. Crear es parte de nuestro plano espiritual y da sentido a la vida porque utilizamos nuestro potencial creativo.

Apasionarnos por las cosas. Generalmente en marketing tenemos uno y mil objetos y entes de los que nos encariñamos. Trabajar con marcas,  con productos que son como nuestros bebés, con ideas y campañas que vamos viendo como toman forma, casi inevitablemente genera un vínculo emocional difícil de replicar en quienes trabajan con números y documentos (aunque los hay tambien muy apasionados). Vender una idea implica un proceso interno de comprarla primero nosotros mismos, lo cual requiere cierto grado de pasión y compromiso.  La pasión da sentido a nuestro plano emocional.

Espero que mercadólogos y no mercadólogos, todos encontremos actividades en nuestras vidas que nos den la oportunidad de vivir,  aprender, crear y apasionarnos por algo.

Excelente inicio de semana para todos.

Imagen cortesía de iStock

Yandira Ortega

@yandiripop Mercadóloga, speaker, coach y emprendedora. Preguntona por naturaleza y metiche de profesión. Felizmente mamá y apasionadamente feliz. Amo el marketing pero descubrí en el coaching la mejor manera de crecer. Mi objetivo; alcanzar la excelencia cada día. Mi estrategia; disfrutar todo lo que hago. Mi fuente de energía; aprender siempre algo nuevo.

Sigue a Yandira Ortega en:

Artículos relacionados

Close
Close