Creatividad

Líderes 3.0: los líderes creativos

Los líderes de hoy son creativos, poseen conciencia social y sobre todo buscan potencializar al máximo las habilidades de cada integrante de su equipo de trabajo. Es el denominado liderazgo 3.0. Personas comprometidas con su equipo y su entorno buscando siempre el bien común.

Un verdadero líder irradia seguridad, construye puentes y, de ser necesario, mueve montañas por su equipo. Además, aquellas personas que lo rodean le otorgan autoridad de manera deliberada porque confían en él.

Se trata de visualizar el futuro, preguntar, equivocarse, generar nuevas ideas, guiar e instruir a un equipo, caer y levantarse; siempre transitando por el crecimiento personal transmitiendo su visión y conocimientos.

A continuación te muestro algunas virtudes que poseen los líderes 3.0.

Son creativos. Siempre buscan ir más allá. Detectan oportunidades donde nadie más lo hace y aportan altas cantidades de innovación a todos los proyectos que emprenden.
Motivan a su equipo a generar propuestas novedosas para realizar trabajos extraordinarios.

Forman nuevos líderes. No buscan generar más seguidores, sino producir más liderazgo. Esto me recuerda a la famosa frase: “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”. Formar nuevos líderes consiste en enseñarle a pescar a nuestro equipo, para que ellos a su vez le enseñen a pescar a otros.

Tienen conciencia social. Esta característica es fundamental, es donde el líder demuestra su compromiso con el entorno e impulsa a su equipo a generar un cambio positivo.
Se empeña en hacer de este mundo un mejor lugar. Así mismo, actúa en pro de la sociedad incluyéndolos en sus ideas y proyectos, siempre encontrando la manera de obtener un beneficio colectivo.

Poseen valores inmutables. Sabe reconocer sus fortalezas, pero sobretodo sus debilidades. Es solidario, altruista, equitativo y tolerante. No se queda esperando a que las cosas ocurran, él hace todo lo necesario para que sucedan; con pasión, dedicación y optimismo.

Proveen salario espiritual. Transmiten mensajes de gratitud y motivación a su equipo de trabajo.
Somos seres humanos, tenemos sentimientos y emociones que deben estimularse constantemente con positivismo y deseos alentadores. Esto contribuye a permanecer en armonía con nuestro equipo e implantar seguridad, confianza y una mentalidad ganadora.

En conclusión, un líder 3.0 echa un vistazo al futuro, imagina y crea. Sale diariamente a transformar un mundo mejor y se ocupa de siempre aportar algo positivo a su sociedad.

Un verdadero líder es una mente revolucionaria en busca de esperanza.

AUTOR

 

Imagen cortesía de iStock

Alejandro Iñiguez Valenzuela

Mercadólogo y líder de corazón. Amante de la innovación y embajador del emprendimiento. Caracterizado por su peculiar visión revolucionaria y pasión por el inmenso mundo del marketing; un consumidor cautivo de contenido online y estudioso voraz de la generación millenial.
Sígueme en twitter: @alejandro_mkt

Sigue a Alejandro Iñiguez Valenzuela en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close