Comunicación

Redacción publicitaria; mucho más que palabras bonitas

A lo largo de mi carrera como copy he escrito infinidad de veces las palabras Hermoso, Luminoso, Delicioso, Glorioso para describir cualquier tipo de productos. Como consumidora las he escuchado y leído en anuncios publicitarios miles de veces más. ¿A este tipo de palabras llamamos palabras bonitas de la publicidad?

Cuando escribimos para una marca, es necesario comprender todo sobre sus productos; sus ingredientes, formas de uso, usos incorrectos, consecuencias de uso, tiempo de vida, hasta saber cómo venderlo y a quién venderlo.

“Si no los convences, confúndelos”.

Sabemos que las palabras rebuscadas no son conocidas o comprendidas por todos, por ellos podemos decir que basándonos en las carencias de lenguaje es como logramos confundir al consumidor, utilizar un lenguaje complejo y despertar en él el ya famoso sentido aspiracional.

Como consumidores, nos encanta aprender cosas nuevas sobre los productos y sus beneficios. Esto realmente hace que un producto o marca se destaque. Esto, siempre y cuando la marca sea sincera.

Las palabras rebuscadas y adornadas son bellas por sí mismas, pero no todas las palabras utilizadas en publicidad necesariamente deben ser así para tener un bello texto final.

Uno de mis medios favoritos es el billboard. Un espectacular es visto por su gran tamaño más que por su belleza. Estadisticamente una persona que avanza en un automovil a 60 km/hora puede leer entre 6 y 8 palabras en un espectacular. Si escribimos la palabra regurgitación hemos perdido valiosos dos segundos de atención.

No todas las palabras bonitas hacen una bella redacción, no todas las palabras cortas la hacen simples, no todas las palabras son adecuadas para todo y no todos los textos bonitos son buenos para publicidad.

En la industria publicitaria de este país, tenemos gran cantidad de plumas cuyos textos nos cuentan las mejores historias y nos persuaden no sólo a comprar, sino a enamorarnos de las marcas.

La redacción publicitaria es más que textos bonitos. Es estrategia, es visualizar lo que el cliente requiere, es entender y saber utilizar el lenguaje. Es decir lo que se tiene que decir, lo que se quiere escuchar y lo que se necesita leer.

La redacción publicitaria desarrolla un concepto en palabras.

Imagen cortesía de iStock

Judith Ramírez

Lic. en Diseño y Producción Publicitaria por UPAEP. Con talentos tan ocultos que ni ella los conoce. Copy en La Agencia Viva.
Sígueme en twitter: @lafocabebe

Sigue a Judith Ramírez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close