Creatividad

Dale de comer al conejito*

Casi todos los teóricos y prácticos de la creatividad coinciden en que los pilares del pensamiento creativo son: el acopio de una cantidad enorme de información, la generación de muchísimas ideas para llegar a una buena y el valor que se necesita para descartar todas las ideas que no sirven.

Y también coinciden en que la creatividad es una función de la mente humana que se basa primordialmente en nuestra capacidad cerebral de hacer conexiones: mientras más puedas generar, seguro llegarás a ideas novedosas y creativas.

Mientras más elementos tengamos disponibles más conexiones se pueden hacer: 2 elementos hacen 1 conexión, 4 hacen 6, 5 hacen 10 y así le seguimos hasta que se cansen.

Por eso es tan importante exponernos a tantos estímulos como podamos, para que nuestro cerebro tenga muchísimos elementos para hacer tantas conexiones como pueda, y créanme: nuestra capacidad para generar conexiones es infinita e ilimitada.

Para darle de comer al conejito (a nuestro cerebro, pues) tenemos que salirnos de nuestra zona de confort y buscar estímulos nuevos: escuchar una estación grupera todo el día, leerte una revista del corazón, comer un platillo que nunca pedirías, irte a meter a una tribu urbana que no sea la tuya.

Hay que observar y aprender con la curiosidad de un niño, sin pre juicios y con toda la atención puesta en lo que estamos aprendiendo.  En realidad las etiquetas las hemos puesto nosotros y de la misma manera las podemos quitar.

Porque si seguimos buscando inspiración donde siempre, lo más probable es que lleguemos a los conceptos de siempre. 

Leer, cocinar, dibujar, bailar, escuchar, observar, probar, caminar, observar, hacer cosas nuevas… cada que tu cerebro hace algo por primera vez genera nuevas conexiones.

Haz una lista de 5 (o más) cosas que nunca harías o que nunca has hecho y hazlas sin pena.  Independientemente del enriquecedor ejercicio de romper tus propios paradigmas, tendrás recursos que no conocías y tu cerebro se sentirá feliz con todo el oxígeno nuevo que le estás dando para respirar.

*El título de esta colaboración rinde homenaje al grupo de culto tapatío El Personal

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close