Comunicación

La motivación mueve montañas

Indudablemente la vida de un emprendedor es como una montaña rusa, siempre hay altas y bajas, por ello es preciso siempre mantenerse motivado y no dejar que esos altibajos afecten nuestra inteligencia emocional.

El hecho de encontrar aquello para lo que eres bueno, y sobre todo, aquello que te apasiona, es imprescindible para inducirte a un estado mental altamente positivo que te incentive a realizar iniciativas en pro de alcanzar tus objetivos.

Pero… ¿Qué sucede si todavía no logro detectar aquello que me apasiona y me motiva?, ¿Qué hago si siempre fracaso en los proyectos que emprendo?, o mejor aún ¿Cómo puedo levantar mi motivación interna después del fracaso?

Lo sé, no es sencillo siempre llevar una gran sonrisa frente a todas las situaciones que enfrentamos en la vida, sin embargo es necesario saber manejarlas y mantener un enfoque muy racional ante ello.

En mi experiencia como emprendedor y mercadólogo he tenido un sinnúmero de altibajos, fracasos y éxitos. Había ocasiones en las cuales me iba de maravilla, pero también ocurrían situaciones adversas que, en más de una ocasión, me hicieron pensar en tirar la toalla.
¿Te sucede lo mismo? No te asustes, es normal. A todos nos pasa.
Realmente no importa cuán negativa sea nuestra situación, lo que realmente importa es, ¿Cómo reaccionamos ante ella?, ¿Qué hacer para mejorar y/o contrarrestar mi mala racha?

A continuación te comparto 3 tips infalibles que harán que tu mentalidad y tu actitud converjan en la motivación.

  1. Enfócate en lo que quieres lograr.

El enfoque positivo es primordial.
Será prácticamente imposible estar contento, satisfecho y motivado si únicamente estamos pensando en lo malo que nos ocurre, o peor aún, en nuestros fracasos y en la poca probabilidad que creemos tener para lograr aquello que anhelamos.

Centra tus pensamientos en aspectos positivos, visualiza la abundancia en tu vida e inminentemente la motivación y la inspiración llegarán como por arte de magia.

  1. Pasión ante todo.

Suena muy trillado, pero efectivamente, la pasión que imprimas en lo que haces es y seguirá siendo fundamental en cuanto a la determinación de tus éxitos.

No importa si tu último proyecto salió mal, o si al cliente de la semana pasada no le agradó tu propuesta.
La pasión es el ápice necesario de motivación para decretar tus logros.

  1. Crea amistades más exitosas que tú.

No se trata de abandonar o menospreciar a tus amistades actuales, sino que es necesario entender que existen amigos para todo, para salir de fiesta, para ver el fútbol, para hacer ejercicio, para trabajar, pero también para motivarte y aprender de ellos.

Consigue amistades que enriquezcan tus conocimientos y habilidades; amigos que te impulsen a crecer como persona, pero sobre todo, rodéate de gente que te quiera ver triunfar y que además te aporten apoyo para lograrlo.

AUTOR

 

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close