Publicidad

Tarjeta de presentación 2.0

La era digital, comprendida también como la web 2.0, por enmarcar aquellos sitios web que facilitan la información, la tenemos aquí ya entre nosotros, muchos aún no le dan la importancia del impacto que está teniendo en la sociedad moderna y hasta en la forma de hacer negocios, pues dicen que es preciso entender muchas cosas, enfrentarse a una tecnología, saber que esto es para todos, razonar el qué están haciendo millones de personas asomadas a un navegador o a la pantalla de su celular y renunciar a los estereotipos de “es que están locos” o “no van a tener amigos reales”, aquí la importancia de concebir los medios digitales es aceptar que esto es para todos, pues nada puede servirle al ser humano como su determinación a no vivir actualizado.

Las redes sociales son parte básica de esta era digital, nos mantienen comunicados de lo que acontece en el mundo, en tiempo y forma, aunque algunos medios aun no logren controlar la misma información que estas plataformas difunden, también nos enteran de lo que piensa y hacen nuestros amigos, de aquello que puede causarte tanta gracia, pero ¿has pensado la idea de hacer tus redes sociales como una tarjeta de presentación? Toda la vida es un cambio, y esos son los que la sociedad viene implantando desde la llegada de los medios digitales y las estrategias para llegar al mercado meta las están abordando.

Dile a la gente a qué te dedicas

Una tarjeta de presentación le dice a la gente a qué te dedicas y cómo contactarte. Hoy las redes sociales han cambiado la forma de contactarnos con nuestros clientes, colegas y jefes, si así quieren llamarlos. Por todo eso puede ser que tu tarjeta de presentación deba incluir información adicional, como dirección de Facebook, Twitter, LinkedIn o tu blog. Ahora necesitas decidir cuanta información darles a los interesados mediante tus redes, pues el valor final de tu tarjeta de presentación estará en la web 2.0:

  1. Piensa en la mayoría de la gente que lee la información que compartes en tus redes, pues nunca sabes si el que te está leyendo es un cliente potencial.
  1. Has uso correcto de tu nombre, pues este dirá mucho. La forma en la que te presentes en redes sí importa, un nombre puede darte no respeto, pues influyen en cómo te perciben los demás y que te tomen en serio. Se sugiere como mínimo un nombre y un apellido. Dirían las reglas de comunicación “Nombre artístico” o yo diría “Nombre a posicionar”
  1. Tú puesto de trabajo y hasta la compañía o empresa. A veces esto puede ser necesario para hacer énfasis en tus capacidades, habilidades y conocimientos según en lo que te desarrolles, pues será un punto de referencia para poder notar el medio en el cual te desempeñas.
  1. Teléfono. Si en tus redes buscas que te contacten de forma más directa, teniendo conocimiento de lo que puede causar tener este tipo de dato, será una forma de entablar puente comunicacional personal con el interesado. Siempre con tintes de negocios.
  1. Este dato será lucrativo para recibir todo tipo de información de interés o para que también te contacten de forma impersonal. Actualmente es el medio que conserva el tono corporativo para hacer negocios.
  1. Por ultimo pero no menos importante y tal vez el más imprescindible, tu blog o tu página web. Todos tenemos algo que aportar y por pequeño que te parezca a otros les parecerá estupendo. Un blog te ayuda a crear reputación online, a definir tu identidad digital.

Cuando consideres tus redes sociales como parte extensa de tu tarjeta de presentación es necesario que tomes muy en cuenta los puntos que se acaban de enlistar.

Que incluir en mi tarjeta de presentación 2.0

Primero hay que considerar si la información de nuestra tarjeta es fácil de leer, debemos asegurarnos que ésta sea atractiva a la vista de los demás, es decir que no esté saturada con tantos datos. Si tenemos que incluir mucha información, usaremos el reverso de la tarjeta para los datos menos importantes.

Pon tu dirección de redes sociales, para que te ayude a mantener contacto con tus clientes y colegas. Si se la tarjeta se llega a saturar con los link, ponlos al reverso. Y cuando se la des a alguien puedes sugerirle o indicarles “Si gusta encontrarme en las redes sociales, mis direcciones están en la parte de atrás”

¿Fotografía en una tarjeta de presentación?

La mayoría de las tarjetas de presentación de carácter corporativas no incluyen una foto, pero en ocasiones es seguro que lo has pensado, o que a alguien se la ha ocurrido esta idea pero termina siendo reprimida, pues el modelo de las tarjetas convencionales no lo incluyen, pero puede ser que quieras ponerla si usas tu tarjeta para hacer marketing. No es nada raro ver que los conferencistas pongan su foto en las tarjetas.

Hoy la forma de socializar y crear redes de contactos están revolucionando a más que una tarjeta de presentación tradicional, aquí en este artículo se han expuesto propuestas de lo que ya se está usando como parte de la era digital, teniendo auge y éxito en los negocios, en el networking y hasta en el primer contacto con un cliente, colegas o amigos.  Y si quieres darle tu tarjeta a alguien que no te la ha solicitado, pídele la suya, asi será más fácil decir “Aquí tienes la mía”.

AUTOR

Dolores Torres

Apasionado de la mercadotecnia y los medio sociales. Locutor de radio y consultor de negocio por azares del destino. Mentor de emprendedores y también gestor de proyectos. Manía por los libros, la mejor manera de conocer el mundo. Inquieto, pues soy mercadólogo.

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close