Creatividad

5 cabezas piensan más que 2

Muchas veces el problema no está en encontrar grandes y buenas ideas, el problema está en encontrar, valorar, motivar y retener a grandes talentos.

En mi experiencia, trabajar en equipo es mucho mejor que trabajar de manera individual.  No solo es más divertido, sino que entre todos nos potencializamos de una mejor manera, se abren muchas posibilidades de aprender algo nuevo y, cuando se coordina de manera adecuada, un equipo creativo es mucho más productivo y… creativo.

Muchos equipos trabajan para el ego y no para las ideas: el ego del director, del cliente, de los creativos, de la agencia.

Aquí van algunas recomendaciones para trabajar en equipo y romper las inercias que no nos dejan llegar a esas ideas con las que soñamos:

Comunicación 

Es una paradoja terrible que hacemos comunicación y nos comunicamos poco.  Es necesario que exista una cultura seria de comunicación en la que en todo momento se pueda tener acceso a toda la información necesaria: sobre el proyecto, el cliente, lo que queremos lograr, etc; fomentar decir las verdades de manera honesta y libre sin que haya riesgos de perder la chamba.

Riesgos

Hay que tomarlos. Un equipo que se reta a sí mismo y que se atreve a romper sus propios paradigmas es un equipo fuerte.  No solo por los lazos que se forman cuando nos está costando sangre producir una idea, sino porque aprendemos que podemos confiar en nosotros. Y esto de tomar riesgos no solo depende del equipo, también le toca al director, al dueño y al cliente, que en realidad todos forman parte del gran equipo creativo.

Pertenencia

Somos un grupo de chingones y nos encanta formar parte de esto. Es muy bueno tener actividades y acciones que despierten y refuercen el sentido de pertenencia a un equipo que está haciendo algo importante para todos en la agencia o la marca.  No tiene que ser nada complicado: camisetas, ir a echar chela, salidas exploratorias.  Lo que quieras, pero hay que sentirse orgulloso de lo que se hace.

 Escucha y aprende

De todos. No hay ideas tontas, hay tontos que no hablan y tontos que creen que lo saben todo. Una de las fortalezas más grandes del trabajo en equipo es la capacidad para potencializar el trabajo de sus miembros y esto se logra con una actitud real de escucha y aprendizaje.  Hasta la aportación más disparatada puede inspirar una gran idea. Nadie tiene la obligación de saber y menos de saberlo todo. Pocas cosas son tan castrantes como un director que cree saber más que su equipo.

Alimenta la idea, no a tu ego

Por más cursi que suene: there is no I in team. Cuando trabajamos en equipo, se trabaja para el equipo, no para los intereses personales. Si la idea del otro es mejor que la tuya, defiéndela, aprópiatela y hazla todavía mejor. Si eres el director creativo mega chipocles, acepta cuando un trainee te aporta algo bueno.

El crédito no es de nadie, es de todos

Al poner una idea en la mesa de trabajo, se convierte en propiedad del equipo y todos tienen derecho a mejorarla y evaluarla; esto no quiere decir que se pierda la identidad y la satisfacción de generar ideas. Justo ayer en una cena que hacemos cada mes en Guadalajara para hacer gremio, hablábamos de que un creativo es tan bueno como el equipo con quien trabaja. El triunfo es de todos, la idea es de todos, el aprendizaje también. 

Elimina el “Ellos”

Ponle nombre a los problemas y sé responsable de lo que te toca. ¿Cuántas veces escuchamos en los pasillos de la agencia frases como “Ya ves cómo son” “No quisieron arriesgarse” “Solo les importa el dinero” y otras sandeces más. No son Ellos, somos Nosotros.

Muchas juntas, muy cortas

En los pasillos, en la sala de juntas, en la terraza, en un café, en el parque. Avances rápidos, información, y mucha risa. Sin jerarquías rígidas y metodologías de hueva. Trabajar debe ser divertido y disfrutable. No somos puestos generando productos, somos personas generando ideas para otras personas.

Aprovecho, más que para felicitar a los equipos mexicanos que ganaron en Cannes, para darles las gracias por mostrarnos que en equipo se pueden generar grandes ideas.

Si te gustó este artículo compártelo. Si no te gustó, coméntalo.

Imagen cortesía de iStock

Federico Zayas

Fundador y Director de La DobleB. Esposo y papá. Planner. Cocinero de fin de semana, curioso insaciable y lector irremediable. Me gusta el jazz. No pretendo tener todas las respuestas, sino hacer las preguntas correctas.
Sígueme en twitter: @soyelfedex

Sigue a Federico Zayas en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close