Arte

El musical está de vuelta ¿lo amas o lo odias?

Lo confieso, hace algún tiempo que no veía la televisión abierta, pero en días pasados y por diferentes motivos he estado expuesto, y cuando empecé a captar un patrón en los comerciales, solo los esperaba para confirmar mis sospechas. Si bien los jingles siempre se han usado, siento que ahora nos invaden. Marcas refresqueras, shampoos, bebidas energizantes, helados; todo tiene una cancioncita (y eso que ya pasaron las elecciones donde utilizaron desde la banda hasta el rock). El bloque de comerciales se ha vuelto como un canal de microvideos musicales. Esto me lleva a preguntarme, ¿por qué está pasando esto? Y éstas son mis respuestas:

1.- Quiero que llame la atención.

2.- Quiero algo pegajoso para la marca (quedarnos en el Top of Mind, que la gente hasta nos cante).

Lo cierto es que hay unas versiones mejores que otras, y muy pocas crean una pieza musical original. Las marcas agarran desde una canción disco famosa hasta una de Yuri para anclarse en las mentes de los consumidores a través de un ritmo, una melodía ya conocida y que así cueste menos trabajo posicionar un mensaje. No puedo discutir la efectividad que algunos comerciales con este recurso pueden llegar a tener. Lo que hay que analizar es que el público, hoy se encuentra expuesto a muchos comerciales musicales. ¿Cómo resaltar de la competencia? Como siempre, todo gira entorno a la idea para crear algo que conecte con el público.

La música es un idioma universal, muchas canciones forman parte del soundtrack de nuestra vida, y ésa es la esencia de su poder, el gran insight de que sea un recurso publicitario efectivo.

Y tú, ¿qué opinas?

 

Paco Márquez

Un día estudié mercadotecnia, cuando me di cuenta estaba trabajando como publicista. Otro día estaba en la agencia de alguien más, cuando me di cuenta me encontraba en la mía. Por ello creo en los saltos cuánticos.

Sigue a Paco Márquez en:

Artículos relacionados

Close
Close