Creatividad

Organízate creativo

Somos unos artistas. Nos creemos los máximos exponentes de la creatividad, sacando ideas a diestra y siniestra; somos algo así como la tortillería de las ideas. Hacemos nuestro desmadre mientras creamos, y al final: ¿qué pasó? ¿Dónde quedó esto o aquello? ¿Lo tenías en esa máquina? ¿O en ésa otra? ¿Dónde está la idea tres? ¡Hay que rescatarla! ¿Pero dónde está? ¿Me mandaste ese archivo? ¿Ya? ¡Ay, no lo encuentro!… y un eterno etcétera que bien conoces y evitarías si estuvieras organizado.

En el proceso de crear y dar a luz ideas, el orden es importante, por eso aquí te dejo unos cuantos puntitos que podrían servirte de algo, aunque tal vez se te olviden en el desmadre que traes en la cabeza. Inténtalo y verás:

  1. Organízate

Lo primero es organizarte. Ok, quizá lo primero, primero, sea aprender el significado de esa palabra. Es algo así como poner prioridades, marcar mails, hacer carpetas, guardar proyectos con nombres como V1, V2, V3, etc.. Es no aventar todo y no encontrarlo en el último momento.

  1. Lleva una agenda

Tranquilo, no te vas a ver como chica de cuentas (a menos que le pongas flores, peluche y brillos). Esta misteriosa y novedosa herramienta sirve para anotar todos los proyectos y calendarizar entregas, anotar cambios y alguna que otra fiesta. Además, es un arma infalible para cuando te digan que “eso” era para ayer, porque podrás enseñar tu agendita con el creativo rayón que dice “pinche campaña para hoy”. Tómala cuentas.

  1. Ten palabra

¿No estás cansado de que siempre nos pinten como los apestosos que no respetan fechas? Yo sí, por eso ya me baño diario y me perfumo. Además, la palabra es lo que nos hace hombres, ¿o somos payasos? (Payasos, no divas, eso es diferente). Entonces… ¡Cabrón, cuando des fechas, no importa si tienes que ir al fin del mundo y volver… entrega!

  1. Presiónate

¿Cómo lograr esta organización de la que te hablo? Fácil, presiónate y empieza a tener palabra. Lleva tu agenda y sé todo un Godín por dentro, pero un Rockstar por fuera. Ssshhh… no le digas a nadie, no hay pedo. Sé tu auto-coach loco que te grita cada vez que haces algo mal.

  1. Ponte tiempos

Cuando te pidan las cosas con dos o tres días de anticipación (cada que se pueda), mentalízate a terminarlo un día antes. Evita estar corriendo y desvelándote con toda la presión de las entregas. ¿Pero qué tal los vídeos de gatos haciendo tonterías? Estaban buenos, pero mira dónde te tienen ahora. “Keep Calm” mi pispiote. Saca la chamba y después echa la hueva (o bebe, eso es mejor).

  1. Da seguimiento

Pero qué fácil es sacar las cosas y después a ver quién les da seguimiento, ¿verdad? ¿O qué tal ésa de aventar el proyecto porque estamos en espera de cambios de cliente? No, no y más no. Si queremos evitar vivir en el ácido, también nos toca presionar a cuentas para que haga su chamba (para variar) y buscar la forma de sacar los proyectos ASAP (hahaha), porque al final, ¿quién pierde? ¿Quién se queda? ¿Quién engorda con tanta pizza y no tiene novia porque “el ritmo de vida es muy caótico”?

  1. Sé honesto

Woey, paremos con las mentiritas piadosas y seamos hombrecitos. Órale: a trabajar y responder por nuestras cagadas, metidas de pata y falta de seguimiento en proyectos. No demos tiempos locos, lejanos o cercanos. Las mentiras son de cobardes.

Después de que mi instinto de cuentas ha salido de mi ser, solo me resta decirles que es necesario romper con los mitos que nos rodean como creativos. Ahora a chingarle y poner de nuestra parte para que tanto nuestro equipo como nuestro trabajo, luzca por tener siempre todo en tiempo y forma. O algo así, no sé. ¿Será?

Chico Meteoro

Loco intenso en proceso de regeneración. Me caí cuando era chiquito, eso explica muchas cosas. Raro, extraño, desinhibido y extrovertido, pero no con todos y no en todos lados. Me encanta viajar y conocer la mente de la gente. Odio las mentiras y el plátano es mi kryptonita que tiene como antídoto pastel de chocolate.

Sigue a Chico Meteoro en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close