Innovación

4 gadgets que están destinados a irse por el despeñadero (por ahora)

Con este artículo sé que me aventaré un par de alacranes geeks encima, pero creo que es justo y necesario hablarlo, principalmente cuando se acaba de anunciar la llegada de Amazon México y del iWatch, noticias que están estrechamente ligadas a un aumento en la demanda en el mercado tecnológico.

Estos fracasos se deben a distintas decisiones erradas que se han tomado, pero en mi opinión, su peor desacierto fue generar una mala comunicación relacionada al producto; llámese mala campaña de publicidad o mala información recibida para satisfacer al exigente mercado.

El día de hoy traigo para usted, damita, caballero, 4 dispositivos destinados a fracasar (por el momento).

Google Glass

Sé que esto no es algo nuevo, principalmente cuando ya ha pasado un tiempo considerable desde que se anunció el lanzamiento de este dispositivo por parte de la gigantesca empresa líder en buscadores.

Tampoco es algo nuevo que Google fracase al lanzar algún “producto estrella”; solo hace falta recordar Google+ y su falta de personalidad como red social.

La disminución en cuanto a popularidad del proyecto Google Glass, se debió principalmente a que se anunció demasiado antes del lanzamiento, se dejó muy poco para cubrir las –enormes- expectativas del público que ansiaba su llegada, sin mencionar que a la larga, el dispositivo ofrecía aún pocas herramientas compatibles con los lentes y un desarrollo incógnito que deparaba un futuro dudoso para el producto.

iWatch

Yo sé que aún es muy pronto para pronosticar el fracaso del Apple Watch, sin embargo, todo parece destinar al dispositivo para que no llegue muy lejos, al menos en su primera versión. Esto se debe a diversas razones, entre las que destaca la gran demanda que necesita para obtener rentabilidad. Se necesitan vender 3 millones de relojes inteligentes para generar la cantidad requerida: 1,000 MDD en ventas.

Los siguientes motivos no son difíciles de predecir. Es un producto caro (350 dólares es bastante dinero tomando en cuenta lo que ofrece).  De igual forma, generó más expectativas de las que cubrirá, ya que la batería solamente dura 10 horas y el modelo no es tan “espectacular” como se esperaba.

HTC First (o también llamado Facebook Phone)

La firma de teléfonos móviles y la red social, acordaron el lanzamiento de un dispositivo con la interfaz creada por Facebook, donde dicha red sería la protagonista.

Se anunció que este dispositivo sería el primero y único con Facebook Home o al menos esto sería por un tiempo considerable para justiciar el lanzamiento. Al publicarse al mercado, el móvil fracasó, motivo por el cual se rompió el acuerdo y todo se convirtió en un cuchitril. Actualmente ya ni siquiera se comercializa en USA.

Microsoft Surface RT

A pesar de ofrecer muy buenas cosas con su sistema operativo, sus características híbridas entre una PC y una Tablet y la gran expectativa creada alrededor, Microsoft erró al lanzarla con un elevado precio, falta de aplicaciones compatibles con el sistema operativo y poca potencia. Estos problemas de desarrollo no se previnieron al comercializar el producto y estas fallas trajeron a la firma a cargo de Satya Nadella, casi mil millones de dólares en pérdidas debido al alto riesgo tomado con este producto en cuanto a costo de fabricación.

En ocasiones, arriesgarse a ofrecer algo diferente e innovador al mercado es una de las mejores decisiones que se pueden tomar, sin embargo, todo riesgo tiene su probabilidad y esta puede crecer si el producto lanzado, puede cubrir realmente las necesidades de un público exigente y hambriento de tecnología que cada día tiene menos asombro ante el avance tecnológico que presenciamos.

Existen cientos de ejemplos productos fracaso que llegaron al mercado con las más altas expectativas, pero también cientos de ejemplos de productos que retomaron el vuelo y se volvieron un éxito. Como dicen por ahí: “No importa cuántas veces te caes, lo que importa es cuántas veces te levantas”.

José F. Jazo

Conquistador de tendencias, Redactor Creativo por las noches. Zurdo de nacimiento (y necio también). Estudié Comunicación en la ULA, pasé por el periodismo impreso, después por agencias digitales hasta hacer puerto en la publicidad de “grandes ligas”. Ahora soy capitán de la creatividad y la persuasión. Sígueme en Twitter: @jazoconzeta

Sigue a José F. Jazo en:

Artículos relacionados

Close
Close