Comunicación

Des-gracias

El siempre interesante sitio Mental Floss publicó hace poco un informe sobre dedicatorias de libros bastante especiales, ya que no son declaraciones de amor o amistad sino que más bien consisten en insultos a personas o compañías por quienes el autor claramente no siente ninguna simpatía. Una de estas dedicatorias llama la atención por su crudeza no exenta de ingenio: es la incluida en un libro de poemas de E. E. Cummings (o “e e cummings”, como firmaba a veces) publicado en 1935.

Este escritor ya había editado varios libros, entre los cuales estaba su única novela, “The Enormous Room”. Pese a ello, se encontró con varias dificultades para publicar este poemario llamado, de modo un poco literal, “70 Poemas”. Nada menos que 14 (catorce) casas editoriales le rechazaron el libro. Al final, Cummings aceptó 300 dólares que le dio su madre y con ese dinero publicó el libro a través del impresor Samuel Jacobs y su sello Golden Eagle Press.

El volumen salió pero el autor ya había decidido cambiarle el nombre: ya no se llamaba “70 Poemas” sino que ahora su título era “No Thanks” debido a que, redondamente, no tenía nada que agradecer. El escritor no se conformó con eso, sino que además creó una antidedicatoria que incluía la lista de editores que lo habían rechazado. Más aún: Cummings ordenó la lista para que el bloque de texto pareciera una urna funeraria; esa es la curiosa y letal imagen que ilustra este breve artículo y es un gran ejemplo de cómo un insulto innovador, puede ser mucho más efectivo y memorable que una furiosa pero efímera puteada. ¿O no?

no thanks Cummings

Roberto Patxot

Trabaja en publicidad desde hace más de 30 años, y no tiene ninguna intención de parar. Gran parte de su carrera la realizó en OgilvyOne, donde llegó a ser Director Creativo Regional. Fue jurado en casi todos los festivales publicitarios; ha dado (y da) charlas en varios países de América Latina. Hoy se desempeña como Director Creativo en Ogilvy Argentina, y escribe sobre aquello que le gusta: publicidad, claro, pero también cine, libros, música y otras cuestiones. Padece de una rara versión del Síndrome de Tourette, que lo lleva a compartir con frecuencia chistes tan faltos de gracia como irritantes.

Sigue a Roberto Patxot en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close