Innovación

¿Realidad aumentada o disminuida?

La tecnología ha evolucionado de tal forma que ha convertido nuestra rutina en pantallas. La realidad aumentada ha tomado fuerza y se espera que tenga un crecimiento importante para finales de 2015.

La tecnología cada vez está más avanzada, evolucionando día a día, realizando nuevas tareas y reemplaza más gente. La tendencia a futuro es la realidad aumentada. Se estima que para el cierre de 2015 la realidad aumentada se ubicará en 200 millones de dólares, según Juniper Research.

En una conferencia que ofreció Ophelia Pastrana, mujer transgénero sumamente reconocida en el mundo geek, le preguntaron si ella creía que la tecnología tenía una combinación fatal en la que en un futuro, nos convirtiera en una escena de Wall-e, donde sólo nos encontremos detrás de una pantalla sin tener que movernos, gracias a las tareas realizadas por las máquinas. Ella decía que esa época ya llegó, pero en la película se encuentra exagerada.

Ophelia mencionó que estamos todo el día frente a una pantalla. Es verdad. Cuando despertamos lo primero que vemos es el teléfono móvil, seguimos con la televisión mientras nos arreglamos. Camino al trabajo está la pantalla en el coche, Waze o los juegos del teléfono mientras vamos en el metro. Llegamos al trabajo que consiste en estar detrás de una computadora 8 horas o más. Vamos de vuelta a casa y lo mismo. Llegamos a descansar mientras vemos una serie en Netflix. Toda nuestra vida se encuentra reducida a una pantalla. ¿Cuántos de los que están leyendo dejarían su móvil por un día entero? Seguramente alguno que busque mucha adrenalina.

Lo cierto es que no nos podemos separar de nuestras queridas pantallas, ya leemos un libro en el iPad o escuchamos música en Spotify. Es una rutina. Lo más gracioso como dijo Ophelia, es que para distraernos nos gusta ir al cine. Entonces… ¿Con cuántas pantallas tenemos contacto al día? Si la realidad aumentada es el futuro próximo, entonces podríamos llegará una vida totalmente virtual. Un Second Life, en donde quiera que estemos.

No considero a la tecnología como una amenaza o enajenación como mucha gente cree. La tecnología se hizo para ser aprovechada. El problema es que estamos buscando formas constantemente para evadir la realidad, para ver la felicidad de nuestros amigos en Facebook en lugar de enfrentar los problemas que tenemos enfrente. Es más fácil que en la realidad virtual bloquees a una persona que te trae malos recuerdos a que aceptes que existe y la veas pasar.

Una frase que me encantó de esta conferencia fue que dijo: “Si en una mesa todos se encuentran con el celular y no hablan entre ellos, no están dejando de socializar. Simplemente en esa mesa todos son aburridos y no tienen cosas en común, pero se encuentran socializando con otras 20 personas a través de su celular”. Me parece un ejemplo perfecto de una realidad disminuida en la que es mejor hablar con amigos divertidos que estar con una familia que no se ha preocupado por la comunicación.

La tecnología sólo es una herramienta. Las pantallas son espejos. La realidad aumentada la hacemos nosotros mismos cuando decidimos si queremos vivir en un mundo virtual o combinamos los medios que tenemos disponibles para hacer grandes cosas, con la vida diaria. Con la vida en sí.

Imagen cortesía de iStock

Daniela Bermúdez

Publirrelacionista apasionada por el Marketing y el mundo digital, en especial de los medios sociales. Aprendiz del periodismo 2.0; soñadora, viajera y blogger en el tiempo libre para pegatinaa.com con grandes sueños. Amante del café, el té chai, los libros y los nuevos retos. Me encuentras en Twitter como @pegatinaa.

Sigue a Daniela Bermúdez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close