Publicidad

Síndromes publicitarios

La fauna y flora de una agencia merece ser objeto de estudio. De hecho, me siento Darwiniana desde que me fijo en detalles como a mayor antigüedad, más pausas de café, menos horas extra y menos preocupaciones. ¡Carajo que ya tienen galones aunque sea difícil recordar en qué pitch las ganaron!  Así que diseccionemos esta semana algunos ejemplares contagiados por síndromes variados.

Los sujetos con el síndrome del controlador aéreo se caracterizan por ejercer un control y monopolio absoluto sobre la información, los contactos con los clientes y con otros departamentos en la agencia. Tanto que como oses ir a tomar café con alguien de otro departamento sin solicitar permiso previo, te mirarán atravesado y se asegurarán de que el fulano del otro departamento tenga exactamente la misma opinión sobre ti que el o la controladora tiene. Otro de los efectos secundarios de dicha enfermedad es la sensación de que si faltan ellos, se cae el mundo. Por supuesto, no hay más como ellos; son una rareza en el mundo de la comunicación y si no están, no hay campaña que llegue a buen puerto. Directamente, la agencia se paraliza. Al mismo tiempo, evitan al máximo tomar vacaciones y cuando lo hacen, siempre es con esa sensación de tormenta que se acerca y que los dioses os protejan pequeños mochuelos.

Otra de las dolencias que padecen algunos sujetos es el virus del jefe o mejor dicho, la metamorfosis en jefe.  Así de repente te encuentras con que tu jefe no tiene ningún problema contigo, pero alguno de los afectados por el virus sí, lo que en extremos febriles les lleva a controlar las horas que trabajas o no, porque ellos llegan antes que tú y no es posible que te vayas antes que ellos.

Pero mi enfermedad favorita es la del virus creativo, ese que te dice, ¡carajo, si no vives, no puedes tener inspiración para nuevas ideas! Por eso cuando alguno de los pacientes anteriormente descritos intenta contagiarme, le respondo con una sonrisa: ¡haz yoga o algo! ¡Carpe Diem! E incomprensiblemente para ellos, a pesar de todo esto, sigo siendo una buena profesional capaz de hacer su trabajo y ser productiva.

Imagen cortesía de iStock

Esther Patrocinio Sánchez

Lic. en Publicidad y Relaciones Públicas (Universidad Rey Juan Carlos). Corresponsal de mundospanish.com, destinoalemania.com y funk-radio.com en Múnich, Bloggerin, profesora de ELE, Account Manager y cuando el tiempo lo permite cazadora de letras perdidas.
Sígueme en twitter: @epatrocinio

Sigue a Esther Patrocinio Sánchez en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close