Publicidad

10 cosas antes de poner precio a tu trabajo

Una de las preguntas que nos dan vueltas en la cabeza cuando vamos a iniciar un trabajo por cuenta propia es ¿cuánto debo cobrar?

En la universidad, en libros y demás aprendemos cómo se realiza un trabajo, cuáles son los puntos que debe tener un proyecto y hasta cómo se debe vender, pero nadie nunca nos enseña cómo cobrar si vamos a dedicarnos al trabajo independiente o si queremos tener una lanita extra haciéndola de freelance.

Ya, pero… ¿qué debo tomar en cuenta?

  1. El famoso cliente

Un excelente profesor alguna vez me dijo que dependiendo del cliente se debe cobrar el trabajo. No se refería a si tenía el dinero o no. Más bien hablaba de analizar si el cliente será un pain in the ass, si lo es, probablemente tendrás que dedicar más tiempo, así que debes cobrarle más.

  1.  Tu tiempo

Calcula más o menos cuánto tiempo vas destinar al trabajo. Si serán tus tiempos libres, tus fines de semana o un ratito en la chamba. ¿Cuánto cuesta tu hora de trabajo?

  1.  

No es lo mismo cobrar por un logotipo cuando acabas de terminar la escuela que cuando ya tienes experiencia, si tienes estudios extra o has desarrollado tu creatividad. Valórate, eso también cuenta en el presupuesto.

  1.  Gastos

Considera todos los gastos que vas a tener; computadora, celular, luz, agua, transporte, impuestos y materiales.

  1.  Proyectos plus-size

Sé realista, algunos proyectos son demasiado grandes para hacerlos en tu tiempo libre, si es el caso, lo mejor es dejarlos ir y ser una opción para otra ocasión, a quedar mal para siempre.

  1.  No hay trabajo gratis

Estamos acostumbrados a que si el tío Juan necesita un copy para su empresa o un logotipo, lo hacemos sin cobrar. Ningún trabajo debe ser gratis, si quieres quedar bien, dale un descuento a tu familia, pero nunca, NUNCA, lo hagas gratis.

  1.  O.S. para tus colegas

Ponle valor a tu trabajo, no lo devalúes. Recuerda que cuando mal baratas tu trabajo, también lo haces con el de todos tus colegas, ya que después los clientes exigirán esos precios poco rentables.

  1. Acuerdo

Es muy común que el cliente te diga: “ya habíamos dicho que eso era así” o te pida miles de cambios en el último momento. Lo mejor es llegar a un acuerdo desde un inicio, que incluya cambios disponibles, versiones, tamaños, etc.

  1. Derechos

Como parte del acuerdo debes hablar sobre cómo será utilizado tu texto, diseño o estrategia. Si vas a ceder los derechos completamente, tiene un costo extra.

10.  Fórmulas

Existen algunas fórmulas que pueden ser de gran ayuda para poner un precio a tu trabajo:

Costo total= Costo fijo + Costo Variable + Utilidades + Impuestos + 10% por si necesitas hacer un descuento.

Costo por hora = Horas que se trabajarán / Ingresos que deseas al mes

Te recomiendo también la siguiente calculadora: cosmonauta

Imagen por iStock

Daniela Bermúdez

Publirrelacionista apasionada por el Marketing y el mundo digital, en especial de los medios sociales. Aprendiz del periodismo 2.0; soñadora, viajera y blogger en el tiempo libre para pegatinaa.com con grandes sueños. Amante del café, el té chai, los libros y los nuevos retos. Me encuentras en Twitter como @pegatinaa.

Sigue a Daniela Bermúdez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close