Publicidad

La guía del viajero interagencias Cap. 2

Capítulo 2. Demandamos áreas estrictamente definidas de duda e incertidumbre o cómo sobrevivir el trabajo en equipo.

El trabajo en una agencia suele interpretarse como un conjunto de personas elaborando, de manera individual, un proyecto en equipo, para realizar algo en conjunto. Los de ventas traen al prospecto, las de cuentas ven que quiere, los creativos desarrollan la idea, los de arte la reproducen y al final lo que se le presenta al cliente es un trabajo hecho en conjunto y elaborado por al menos un equipo de 3 a 6 personas. Entonces, cómo es que no sabemos trabajar en equipo, o porqué siempre nos estamos quejando de que alguno de los integrantes del proceso no hace bien su trabajo.

Aprender a trabajar en equipo, escuchar a los miembros del mismo, así como saber pedir apoyo, es algo que debería estar en nuestro sistema de forma natural, sin embargo nos esforzamos porque no suceda, es más sencillo trabajar en conjunto, ser comunicativos, hablar y externar nuestras preocupaciones durante el proceso, que llegar a la triste conclusión que más de uno hemos escuchado: así me lo pasaste, o el yo solo le di, copy/paste, no es mi trabajo leerlo, y un sin fin de pretextos del mismo nivel de valemadrismo por el trabajo de tus compañeros, así como del tuyo propio, ya que si no eres capaz de detectar errores que tan solo dejas pasar, porque no es tu responsabilidad, creo que estas haciendo las cosas mal.

Las agencias son por naturaleza comunidades de trabajo en equipo, nadie puede sobrevivir por si solo, sin importar lo bueno que seas, puedes ser un excelente creativo o diseñador, pero si no sabes trabajar en equipo, comunicarte y ser parte del grupo, es probable que tu futuro en una agencia no sea muy prolífico. No puedes pretender hacer cosas para que solo tu sobresalgas, el compartir, enseñar y ayudar a tus compañeros es en gran parte lo que hace a un equipo triunfador, y por ende a una agencia grande. O acaso tu crees que las grandes agencias se la pasan peleándose entre departamentos o siendo envidiosos y no compartiendo su conocimiento, es incluso infantil pensar en ello, sin embargo, es más común de lo que quisiéramos aceptar.

Establecer roles, respetarlos, pero de igual forma, ser lo suficientemente humilde como para aceptar que se cometió un error, recibir la crítica constructiva y la ayuda de tus compañeros da como resultado un mejor trabajo, la ceguera de taller en nuestra industria es muy común, ya que pasamos horas, si no es que días o semanas, con la cabeza metida en un proyecto y llegamos a perder perspectiva, por lo que si un elemento de tu equipo puede servirte como esos ojos frescos que necesitas para filtrar, así como para detectar áreas de oportunidad que no habías observado ¿porque nos negamos a esa oportunidad?

Recuerda que las críticas no se deben de tomar personales, sin embargo no está de más ser amable al externarlas, así como al recibirlas, ser un buen elemento de un equipo significa que eres capaz de ver a una persona detrás de un documento, texto o diseño; así como también ser honesto, la persona a la que estás ayudando lo apreciará y hará que su desempeño, y por ende, el de todo el equipo, mejore. Las diferencias que en apariencia nos separan, son la mejor fuente de ideas que vas a encontrar dentro de una agencia.

Por último, ten en cuenta que está bien equivocarse, siempre y cuando aprendas y corrijas de forma rápida y eficiente tus errores.

La guía del viajero interagencias Cap. 1

La guía del viajero interagencias Cap. 3

 

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close