Publicidad

El Neuromarketing como aliado de la Publicidad

Con la llegada de la Neurociencia a nuestras vidas, los científicos que se encargan de investigar y estudiar a profundidad el cerebro humado han podido avanzar increíblemente para conocer cómo funciona y sobre todo lo  importante que es este órgano para los seres humanos, en estos últimos 10 años se sabe más del cerebro que todo lo que se ha conocido hasta ahora en la historia, y como indica Facundo Manes (Neurocientifico Argentino) nosotros somos cerebros con patas, es decir, que todo lo que hacemos, y lo que reflejamos al mundo viene de nuestra mente, los esfuerzos que se hacen desde la publicidad es para cautivar y obtener respuestas positivas de este órgano maravilloso.

Desde que se integró el Neuromarketing a la publicidad, podemos estudiar científicamente y con mayor exactitud qué estimula al consumidor, qué efectos tienen la publicidad que reciben, a que obedece su conducta sobre una marca u otra, y algo muy importante, qué los motiva a tomar decisiones, cómo se activan las zonas del cerebro para que compres un producto o servicio, estas herramientas jamás habían estado a nuestra disposición desde que la publicidad existe, y es por esto que hay que sacarles el mejor provecho para ser más eficientes en el logro de nuestros objetivos.

Lo más interesante de todo es que podemos entender de cómo opera el cerebro humano, ver su gran capacidad para integrar las 3 zonas que lo conforman (Córtex, Límbico y Reptiliano), siendo estos tres elementos los constructores de la realidad que percibimos y que mostramos al exterior. Años atrás se creía que el cerebro racional (córtex) prevalecía sobre el emocional (Límbico) para la toma de decisiones, sin embargo, hay estudios recientes que los coloca a la par en importancia, e inclusive le dan más relevancia a lo emocional por ser quién nos mueve a la acción, si los invitara a detenemos y reflexionar sobre los productos que adquirimos, y que pensamos en ese proceso de compra, nos daremos cuenta que un gran porcentaje de nosotros aceptaremos que la mayoría de las decisiones están marcadas desde lo emocional, claro está, luego vienen justificadas de forma racional.

La memoria humana es compleja y también existen varios tipos de ellas, sin embargo, en general es bastante fugaz al momento de guardar información, las personas pueden relatar 10 años de su vida en tan solo 15 minutos, y esto ocurre porque olvidamos gran parte de las cosas que nos suceden, por lo tanto lo único que se queda en nuestra memoria de largo plazo es lo que realmente nos causó un gran impacto, nos inspiró, nos emocionó y nos motivó, es por ello que desde la publicidad debemos tomar en cuenta estos avances que se están dando desde el Neuromarketing para entender como redireccionar a las marcas para que generen vínculos que se queden en la memoria de sus clientes, hay que humanizar más a las marcas, creo que la neurociencia permiten tener hallazgos que son tangible porque se miden con tecnología de avanzada, estudios científicos, que nos permiten obtener resultados con altos niveles de efectividad, ya que carecen de subjetividad lo que permite acercarnos a la realidad, minimizando las percepciones.

Creo que estamos en una era donde predomina la tecnología y debemos aprovechar todos los avances que permitan que nuestra carrera siga evolucionando a la vanguardia del mundo actual.

Como siempre para mí es un honor compartir estos espacios y los invito a regalarme sus puntos de vistas, que permitan seguir aportando a esta hermosa carrera.

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

5 Comments

  1. Sin duda el neuromarketing marca una pauta que pone en duda los procesos actuales de mercadotecnia, buen artículo. Gracias por compartir.

    1. Hola @normadanielamorillo:disqus gracias por el apoyo, te comento que lei hace un tiempo uno llamado Compradicción en ingles (buy-ology) de Martin Lindstrom que es excelente… Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close