Publicidad

Preguntas que debes hacerte antes de aceptar un trabajo

Cuando egresamos de la licenciatura tenemos la incertidumbre de saber hasta qué tiempo vamos a tardar en obtener nuestro primer empleo y la verdad podemos pasar hasta seis meses en encontrarlo si es que no tenemos experiencia profesional, así que no te desesperes, esto es en el mejor de los escenarios.

Por otro lado, cuando tenemos éxito y nos han ofrecido una vacante es importante conocer algunos aspectos importantes para poder tomar la decisión de aceptar o no un trabajo, es por eso que aquí te presentamos algunos cuestionamientos que debes hacerte para que puedas hacer de ésta tu mejor elección.

  1. ¿Realmente te gusta la labor que vas a desempeñar? Debes estar enamorado de tu puesto y de las cosas que vas a realizar en él, porque te vas a dedicar a ello un buen tiempo y podrás lograr mejores resultados si cuentas con pasión.
  2. ¿Cuentas con oportunidad de crecimiento hacia tu puesto u otras áreas? El crecimiento profesional es sumamente importante para nuestra formación por lo que debes evaluar este aspecto antes de ingresar a colaborar en una empresa.
  3. ¿Está posicionada la empresa? Si la respuesta es sí es más fácil la decisión, porque contarás con un buen respaldo en tu currículum, sin embargo, si la respuesta es no, depende mucho de lo que quieras lograr, porque puedes verlo como un área de oportunidad para ganar experiencia y proponer nuevas cosas, donde puedas posicionar la empresa en su sector.
  4. ¿Qué relaciones puedes hacer dentro de la empresa? No sólo te fijes en quién es el jefe y sus contactos, también toma en cuenta las relaciones que tendrás con tus compañeros, quienes en algún momento te pueden catapultar hacia un nuevo trabajo.
  5. ¿Qué nuevos aprendizajes y retos voy a tomar? Los retos son una parte muy emocionante del trabajo y si no te arriesgas en los primeros desafíos difícilmente lo harás con los que vendrán. Por eso te recomendamos que visualices los aprendizajes y retos que puedes tomar en tu puesto.

Trabajar es una de las acciones más gratificantes que tenemos como seres humanos y es por eso que la decisión no puede ser tomada a la ligera ni guiarnos por el sueldo.

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close