Creatividad

Abúrrete y sé más creativo

En ocasiones leo tantos artículos hablando de miles de métodos para “ser más creativo”, incluso yo he escrito textos al respecto, hoy no es la excepción, solo que el enfoque será diferente.

Como en toda disciplina, el ser humano va buscando la perfección por medio de las mejores prácticas; conocimientos empíricos y científicos que son probados para así crear el mejor resultado. Esto pasa con cualquier cosa a la que te dediques, llámame romántico, pero creo que en la creatividad las cosas no siempre tienen que ser de esa manera.

Piénsalo por un segundo, la mente humana no ha podido ser descifrada del todo, entonces supongo que por este mismo motivo no podemos crear un proceso específico para pensar e imaginar diferente.

Esto me lleva a regresarme en el tiempo, los filósofos consideraban al ocio como algo muy valioso ya que les permitía filosofar y descubrir cosas nuevas, además de ser más creativos en diferentes aspectos. ¿Y si todo está en la necesidad instintiva de pensar? ¿Y si no bastara tener que entregar ideas en el trabajo para poder desenvolver la creatividad?

Tal vez no me he explicado del todo, pero creo que las ideas y la imaginación surgen cuando tu cerebro se encuentra realmente necesitado de ellas. Posiblemente si intentas explicarle que debe generar ideas y conceptos –por decir ejemplos de creatividad- porque necesitas sacar la chamba, no será suficiente para que se ponga en marcha y por eso surgen los bloqueos creativos…

Ahora, consideremos el concepto de aburrimiento. Es el fastidio por la falta de diversión, entretenimiento o interés. Significa que tu cerebro no ha encontrado nada importante por hacer, se encuentra limitado por un panorama poco alentador hacia realizar algo que le parezca relevante. Por obvias razones, tu cerebro comenzará a buscar salidas dentro de ese laberinto en el que está. ¿Aquí está el secreto de la creatividad? Sería demasiado soberbio pensar que tengo la respuesta a esta incógnita, pero sí puedo suponer que dentro de mi lógica, aburrirse es una actividad que puede propiciar a las respuestas creativas.

He intentado aburrirme, llegar al hartazgo en alguna situación para poner mi cabeza al límite y así aburrirla, la respuesta es excepcional.

Después de tocar fondo y sobresaturar a tu mente dándole vueltas al asunto, ésta entrará en un stand by del cuál puedes salir solo de una forma: permaneciendo aburrido. Las ideas surgirán de la nada, como si un ente innovador entrara en tu ser y comenzara a reparar las pequeñas brechas que tu sinapsis no pudo.  Quiero pensar que esta respuesta es tu mente intentando salir del laberinto.

Tal vez todo esto es solo un malviaje mío y lo que escribí no fue relevante para ti, pero  esto fue una nueva forma de volver hacia el camino de la imaginación. Espero que pueda ser la respuesta a ese bloqueo creativo que tenías encima. Solo dejemos fluir las ideas, ¿qué tan malo puede ser? Hasta viéndolo en el plano más pesimista, hay una frase que alentaría la situación: “la basura de uno es el tesoro de otro”.

Imagen cortesía de iStock

José F. Jazo

Conquistador de tendencias, Redactor Creativo por las noches. Zurdo de nacimiento (y necio también). Estudié Comunicación en la ULA, pasé por el periodismo impreso, después por agencias digitales hasta hacer puerto en la publicidad de “grandes ligas”. Ahora soy capitán de la creatividad y la persuasión. Sígueme en Twitter: @jazoconzeta

Sigue a José F. Jazo en:

Artículos relacionados

Close
Close