Marketing

El mercado negro

El café es una de las bebidas que más impacto tiene en el mundo y no es para menos, ya que desde cualquier aspecto en el que se le ponga atención logra sobresalir y despertar la curiosidad de los allegados a este brebaje, y es que cuando nos relacionamos dentro del mundo de las ideas, la resolución de problemas, cuando nuestro trabajo nos demanda un control impecable del estrés para mantenernos en el juego, es muy probable que sucumbamos ante este tipo de placeres.

Hace dos años se estimaba que la industria relacionada con el café tenía un valor de  173 400, 000 de dólares, este 2015 se calculó que unas 25, 000, 000 de fincas cultivan alrededor de 15, 000, 000, 000 de cafetos, y es que teniendo un consumo estimado en el mundo de 2, 250 millones de tazas diarias, el mercado del café se considera junto al tabaco y algunos granos, como uno de los cultivos más importantes. Incluso la historia de Brasil nos cuenta que los grandes inversionistas de ese país, en la tercera década del siglo XIX, abandonaron la explotación del oro para enfocarse en la industria del café, creando una base de comercio que destacaría en el mundo como una de las más importantes.

Pero lo importante aquí no es el parche económico que esta bebida genera en el mundo y que claro, sólo es el resultado final de un consumo fiel provocado por el sentido de identificación que se despierta en un estilo de vida muy especial en una gran cantidad de personas. Desde el romanticismo bohemio hasta el diseño gráfico, literatos, redactores, copys y maestros, músicos, arquitectos, publicistas, escultores; existe un gran número de profesiones y hobbies que van de la mano del café y por más diferencias o similitudes que existan entre unas con otras, podemos destacar que la más importante es que todas se basan en la expresión artística, lo cual nos lleva al uso de la creatividad.

Si ponemos atención en algunas formas de comercializar el café hoy en día, como las zonas ambientadas en los establecimientos, las tiendas de autoservicio, o incluso hasta el café que se rocía en la piel Sprayable Energy de Ben Yu y Deven Soni, veremos que existe una larguísima lista de presentaciones, variedades de café y maneras de consumirlo, que no sólo se ha creado un concepto casi universal, sino que además evoluciona constantemente junto al gusto de las personas que lo hacen parte de su vida.

Se ha documentado además que de sólo pensar en prepararse una taza de café, la creatividad se dispara a un grado importante, además de beneficiar la memoria a corto plazo, el estado de alerta, la concentración, entre otras habilidades a las que diariamente recurrimos para llevar a cabo nuestras tareas y que son fundamentales para que las ideas fluyan y que la mente se relaje, lo que lo hace el estímulo perfecto para todas las mañanas y momentos en los que otra vez debemos salvar al mundo con nuestro ingenio.

AUTOR

Daniel Damartelo

Experiencia en ventas, coordinación y diseño de proyectos, redactor y corrector de estilo, enlace y medios, filósofo del marketing y la psicología, guitarrista pragmático y poeta escritor de vez en cuando. @MarketDoTecnia1

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close