Comunicación

El SER… ¿de la empresa?

Filosofemos… un poco

Cuando escuchamos el término SER lo asociamos rápidamente con la persona y se nos viene a la mente términos filosóficos, ambiguos y hasta controversiales, que en muy pocos círculos o reuniones prospera como tema de conversación.

Psicólogos, sociólogos y coach disfrutarían conversando y discrepando, seguro sin llegar a acuerdos; pero un ingeniero, un empresario, un abogado o un médico pensarían dos veces para adentrarse en el tema, mas aun cuando tienen menos fundamentos para hacer respetar su opinión versus al primer grupo.

Por este paradigma vigente todavía en la actualidad se dice que este siglo, además de ser el siglo del silencio, será también el de las raíces, porque la persona deberá aprender a re-aprender sobre sí mismo.

Desechando mayor detalle que te ahuyenten de este artículo, cuando se habla del SER de la persona, nos referimos básicamente a responder: ¿quién eres? + ¿Qué buscas en la vida? + ¿Cómo lo lograrás?. Luego vienen otros términos asociados como: felicidad y éxito.

El SER… ¿de la empresa?

¿Tiene lógica referirnos al SER de una empresa? Mi propuesta es un sí rotundo, por ser la empresa básicamente un conjunto de personas buscando un fin. Más allá de recursos económicos, infraestructura o procesos, una empresa es “personas colaborando con personas”.

El SER de la empresa, como de la persona, se fundamentan en las tres preguntas anteriores, y adquieren nombres específicos:

* Su Misión – cómo lo lograrás.
* Su Visión – a dónde quieres llegar.
* Su Cultura y Filosofía – quién eres y los valores y principios que rigen el comportamiento de la empresa.
La respuesta acertada a cada aspecto reflejará la solidez de los pilares sobre los cuales la empresa trabaja cada día.

Tres aspectos claves del SER de la empresa

  1. Cuidado, el SER de la empresa no es el SER de su dueño o del gerente general, por más títulos académicos que tenga o triunfos que haya cosechado.
    Como la empresa es “personas colaborando con personas”, la opinión de todos los stakeholders debería valer para construir o afinar el SER de la empresa. Ejemplo: uno de los valores empresariales podría ser “simpleza en los procesos”; sin embargo, personal, proveedores y clientes podrían discrepar con este enunciado porque la realidad es totalmente distinta, llegando inclusive a percibir este valor como una ironía o falta de respeto.
  2. Una adecuada socialización del SER de la empresa es clave para que todo el personal la sienta suya y llegue a dar el 1.000% de su compromiso.
    La socialización no se logra con empapelar las paredes con los enunciados del SER de la empresa ni tomarles la lección con alguna frecuencia. Tus estrategias, tácticas y herramientas de Comunicación Interna son claves en este momento.
  3. Siendo el SER de la empresa su esencia o ADN, existen matices que deberían ajustarse a los atributos del mercado en el que se encuentre.
    “Cómo lograrlo” de una empresa podría variar de una oficina en Colombia versus otra en Japón, debido a la cultura distinta en cada paí
    Otros aspectos del SER deben mantenerse fijos, como sus Principios y Valores, sin importar la ubicación de la oficina, por ser éstos la clave de su éxito. Ejemplo: Starbucks es como es en todo lado: “una experiencia cálida, única. El tercer hogar de sus clientes”.

Cuidado…

¿Puede una persona ser exitosa sin conocer su ADN o SER? Lamentablemente la respuesta es sí; sin embargo, más temprano o tarde, cuando su vida sienta un remezón (pérdida de trabajo, quiebra económica, por ejemplo), su éxito estará en juego… por no tener sólidos sus pilares.

Similar ocurre con la empresa:

  • Muchas no tienen claro quiénes son o han definido erróneamente sus elementos y claro que han tenido éxitos, hasta que sienten un remezón (crisis de la industria o país, ingreso de una competencia fuerte, crisis interna, por ejemplo), entonces no saben cómo reaccionar, tomando decisiones incorrectas.
  • Si la empresa tiene la intención de aperturar nuevas oficinas o franquiciar, solo si sus pilares son sólidos, el éxito estará Franquiciar es compartir la fórmula de éxito del negocio (el SER del negocio).

Concluyendo…

La Filosofía dejó de ser un tema ambiguo y válido para pocos. Hoy, en esta realidad saturada de información, la Filosofía es una guía definitiva para desaprender, re-aprender y tomar decisiones correctas y oportunas, personales y empresariales.

AUTOR

Mario Abril

45 años, ecuatoriano. Experto en Comunicación Estratégica, Marketing Relacional y Personal Branding. Auditor, consultor y conferencista. Director de la agencia ABRIL Comunicación Estratégica: www.abril.ec Impulsor de la Psicología Positiva aplicada en la persona, familia y empresa. facebook: abrilcomm, twitter: abrilcomm linkedin: marioabril.

Imagen por iStock

Mario Abril

Conferencista Internacional y Consultor, experto en Comunicación Estratégica y Marketing Relacional. Director de la agencia ABRIL, con oficina en Quito y en Medellín. Facebook y Twitter: abrilcomm. Email: [email protected]

Sigue a Mario Abril en:

Artículos relacionados

Close
Close