Publicidad

El impacto de los experimentos sociales

Una de las formas de impactar profundamente en la mente de las personas es hacerlas sentir dentro de lo que están viendo, aunque sea de manera pasiva. Esto ocurre al ver un video de algún experimento social donde, aun detrás de una pantalla, a uno le llega el mensaje de que podría haber vivido esa situación, él o algún ser querido, y automáticamente se compadece.

Esta tendencia posee variadas temáticas acerca de distintas problemáticas de la sociedad, pero más que nada ofrece la visión personal que se tiene de nosotros como comunidad de aquellos que realizan el experimento, y abarca un progreso importante a la hora de llegar a una conclusión y ser ésta reconocida por los espectadores.

Propondré los siguientes tres videos en modo de ejemplo, puesto que fui partícipe de ese sentimiento de reconocimiento personal a la hora de verlos y porque, diferentes en su realización, temática y objetivo, forman parte de la conciencia colectiva y muchos debates de la actualidad.

  • The Dangers Of Social Media (Child Predator Social Experiment) / Los Peligros de las Redes Sociales (Experimento Social de Depredador Infantil)

 Uno de los más duros, pero que sin duda demuestra la peligrosa realidad que las redes sociales comprenden, y que a pesar de la gran concientización que se lleva a cabo para evitar esta cuestión, la probabilidad de ser víctima no se toma tan en serio. Coby Persin junto con la producción realizan este experimento de la siguiente manera: agrega a varias niñas a la red social Facebook con un perfil de un adolescente de 15 años y luego de unos días les dice de conocerse cara a cara. Para nuestra sorpresa y terror, algunas acceden. Lo que ellas no esperaban era que al encontrarse con un hombre de 20 años, por suerte, también se encuentran con sus padres. Donde el susto termina en una mera anécdota, este video demuestra que las películas y las noticias son un simple reflejo del verdadero peligro que las redes sociales engloban para aquellos que no las utilizan con precaución.

  • “Slap her”: children’s reactions / “Dále una bofeteada”: reacción de los niños

Se les hace una especia de encuesta personal a una serie de niños. Luego les hacen conocer a una niña llamada Martina, y se les pregunta qué les gusta de ella, les piden que la acaricien, que le hagan alguna mueca, y al final… que le den una bofeteada. Los niños, primero dubitativos a causa de semejante petición, se niegan rotundamente a hacerlo. Entre sus respuestas de por qué no, están “Porque es una niña”, “Porque no quiero lastimarla”, “Porque estoy en contra de la violencia”, entre varias; y la más hermosa: “¿Por qué? Porque soy un hombre”. Una frase de uno de los niños al final del video lo resume todo: “En el mundo de los niños, a las mujeres no se les pega”. Una brillante forma de demostrar no sólo la inocencia de un pequeño hombre, sino de concientizar acerca de la violencia de género.

  • Always #LikeAGirl / Always #ComoUnaNiña

A varias personas, entre ellas mujeres, hombres y niños varones, se les pide que hagan ciertas acciones “como una niña” (correr, pegar, etc.) y las hacen de manera atolondrada y chistosa. Por otra parte se les pide a varias niñas que hagan las mismas cosas de la misma manera, pero a diferencia de los sujetos anteriores, las realizan con todas sus energías. En palabras de una de ellas al preguntarle qué le parece que significa cuando le dicen “correr como niña”, la pequeña responde: “Significa correr lo más rápido que puedas”. La marca Always lleva a cabo esta grandiosa publicidad para explicar que “la confianza de una niña cae en picada durante la pubertad” y mostrar cómo la frase “como niña” llegó a ser un insulto para quienes la transcurren, hasta el punto de que las mismas mujeres, que una vez fueron niñas, sienten que serlo es sinónimo de debilidad. Al final del video se les ofrece a las mujeres volver a realizar las acciones, pero esta vez las hacen como ellas mismas y no en base a un estereotipo.

Esta clase de concientización es exitosa y a la vez inspira a más gente a crear distintos experimentos sociales según las preocupaciones y conflictos que dificultan el día a día a cada uno de nosotros. Estos son tres videos de los miles que hay de experimentos; son apenas el principio para aprovechar el enorme alcance de los medios en la actualidad, y así mejorar aquello que la sociedad globalizada parece empobrecer.

Ninguna prueba, ninguna rectificación ni desmentido puede anular el efecto de una publicidad bien hecha.” – Hermann Keyserling

AUTOR

Verónica Solana

Estudiante de Artes Combinadas en la Universidad de Buenos Aires. Pasión por la psicología y la filosofía. Amante de la comida, la música y la vida misma. Escritora empedernida, fascinación por la metáfora, la forma más mágica de comunicación. Los pies en el suelo y la vista en el cielo. Twitter: @VerooSolana 

 

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Close
Close