Publicidad

La creatividad bajo presión

Cada persona en este mundo debería ser una persona creativa. La creatividad –el pensamiento creativo– promueve una vida divertida e interesante, con matices. Impulsa la curiosidad y el placer por el descubrimiento. Sin creatividad solo hay repetición y rutina. No es que la repetición y la rutina sean expresiones malditas, de hecho, son protagonistas de nuestro comportamiento y conducta. Pero fomentar la creatividad es fundamental para favorecer el cambio y ampliar nuestros horizontes.

La creatividad es una habilidad que todos podemos aprender, practicar y emplear. Los individuos creativos son más abiertos, felices y exitosos. Buscan y valoran el triunfo. Nuestro cerebro está preparado para ser creativo. Lo único que le (nos) impide expresar la creatividad es creer que existe gente creativa y gente no creativa y que tu y yo nos ubicamos en la segunda categoría. Si consideras que estás en el segundo grupo, comienza por pensar que:

  1. Eres distinto a lo habitual.
  2. Eres sorprendente
  3. Ofreces un valor agregado que es reconocido por los demá

El uso de la creatividad y la práctica con continuidad es la mejor manera de desarrollar la habilidad mental y los hábitos mentales del pensamiento creativo. Como se dice habitualmente, se trata de entrenar el músculo creativo con dedicación y voluntad sostenido en el tiempo.

Es sabido –porque a todos nos pasó– que bajo una situación de estrés, el potencial creativo merma. Reacciones químicas en nuestro cuerpo son las responsables que la transmisión de impulsos disminuya, por ende, la información no va a llegar a su lugar de destino.

Las personas creativas también alcanzan fácilmente sus límites. Hola, bloqueos mentales; bienvenidas, frases asesinas y lagunas… ¿les suena familiar? En este estado las chances creativas son realmente pocas. El cerebro límbico gana la batalla.

Insisto. Es sabido –porque a todos nos pasó– que bajo una situación de estrés, el potencial creativo merma. Ahora, ¿qué podemos hacer en una situación límite? ¿Cómo promover la creatividad bajo presión? Les comparto unos tips para tener en cuenta y poner en práctica.

  • Presta atención a la posibilidad. Cito a Edward de Bono: «la posibilidad es muy importante y la posibilidad es la clave de la creatividad.»
  • Cambia de á Mediante asociaciones forzadas o bien por oblicuidad o «bisociación»
  • Logra una situación provechosa
  • Dividir el objetivo principal en mini metas. Juega tu partido punto a punto como, tal como lo haría un tenista en cada game. Fracciona tu meta en pequeñas sub-metas que sean factibles de realizar.
  • Soluciona y evita las frases asesinas. Poder aislar los bloqueos mentales es un aspecto fundamental para no caer en terrenos pantanosos que te dejen varado e incapaz de resolver el reto.
  • Atención y percepción plena. Ejecuta técnicas para favorecer la creatividad perceptiva, de esta manera, evitarás reducir el área sensorial de la recepción de los procesos creativos. Mantén viva la imaginació
  • Si es posible, toma una pausa y aléjate momentáneamente del problema.

Imagen cortesía de iStock


Gustavo Martin

Diseñador industrial graduado en la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina. Facilitador de la creatividad en empresas, pymes, emprendedores y ámbito educativo. Conferencista internacional. Escritor en Medium; columnista en Roastbrief y Soy.Marketing. Director de Plums, agencia de diseño de marca y branding. Director creativo asociado en Negocios & Estrategias, Guayaquil, Ecuador. Conversa en @gussmartin y www.gussmartin.com • Crear es imaginar escenarios

Artículos relacionados

Close