Televisión

NARCOS

Colombia ha sido pionera de historias de narcotráfico llevadas a la televisión, y quién mejor para contarlas que la cuna de uno de los criminales más ricos y peligrosos de su época en el mundo, Pablo Escobar Gaviria.

Sin Tetas no hay Paraíso, El Cartel de los Sapos, El Capo, El Patrón del Mal, El Señor de los Cielos, Tres Caínes, La Viuda negra y La Reina del Sur, han sido solo algunas de las más populares series de televisión con tema de narcotráfico y que hacen referencia a Pablo Escobar.

Y entonces llegó NARCOS, una producción especial hecha para NETFLIX, quienes se encargan además de la distribución de la serie.

Allí de una manera espectacular, usando una narrativa mágica, cuentan aspectos importantes de la vida del capo colombiano, interpretado por el brasileño WAGNER MOURA, de quien no sabíamos mucho por estos rumbos, pero después de su participación en NARCOS, sin duda quedará en el radar de muchos.

México Presente:
Una de las cosas que sin duda vale la pena destacar, es la participación de los mexicanos RAÚL MÉNDEZ, quien interpreta al Presidente Colombiano César Gaviria. ANA DE LA REGUERA quien da vida a Elisa, una comunista integrante de la guerrilla colombiana. BRUNO BICHIR, hace a un político que juega con Dios y con el Diablo, al ser intermediario entre el gobierno y Escobar. STEPHANIE SIGMAN, (la vimos en Miss Bala y ahora será La nueva Chica Bond), como la reportera Valeria Vélez, quien además, tiene un romance con Escobar. La belleza impactante combinada con la sobriedad en escena, (me pongo de pie), de GABRIELA DE LA GARZA, interpretando a la periodista Diana Turbay. La actriz PAULINA GAITÁN, es en la serie Tata Escobar, Esposa de Pablo. DIEGO CATAÑO es La Quica, uno de los matones al servicio del capo.

Pequeños Detalles:
Estábamos acostumbrados a series de narcotráfico que contaban historias en nuestro idioma, con el acento típico y característico de los colombianos. En NARCOS, quien narra la historia es el actor BOYD HOLBROOK, quien interpreta al agente de la DEA Steve Murphy. Este pequeño detalle, distrae un poco al principio, pero la fuerza del guión, acompañados de una magnifica historia, hace que la voz y el acento gringo se vuelvan casi familiares.

Otro detalle, la serie está hecha al estilo Hollywood, esto implica sacrificar algunas cosas de la esencia latina que siempre estaban presentes en las historias contadas por los colombianos y/o por los productores latinos, me refiero a la picardía natural de los protagonistas. Este Pablo, el de NARCOS, carece de esa gracia que imprimió, por ejemplo, el actor ANDRÉS PARRA en ESCOBAR, EL PATRÓN DEL MAL. Es esos pequeños destellos de simpatía que usaba el actor para que, aún en situaciones de peligro, el malo por momentos pareciera un pan de Dios.

AL FINAL, HAY QUE VERLA.
Indistintamente de las opiniones personales, hay DEMASIADAS COSAS BUENAS en NARCOS que invitan a que, quien no la haya visto, le pierda el cariño a unas horas y se ponga a ver esta GRAN SERIE que ayudó a limpiar el mal sabor de boca que había dejado CLUB DE CUERVOS. NARCOS es buena y hay que verla.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close