Publicidad

No todos podemos ser Cardós

Ni Serpa, ni Droga, ni el que ustedes quieran, pero eso no significa que no podamos intentarlo y esforzarnos, lo que sí está de la fruta es sentirnos frustrados por no tener o no ser ni una cuarta parte de lo que son estos señores, y después de varios años lo entendí.

Sinceramente no sé cómo es que llegué a la publicidad, por ahí leí que realmente la publicidad es quien te elige y no tú a ella, medio cursi y mamador pero podría ser.

Bueno el chiste es que recién que entré a esta industria una de las cosas que más me llamó la atención son los famosos, grandiosos y feísimos premios, una parte por el pensamiento y formación de la universidad de la que salí y otra porque a quién no les gusta ganar algo.

Pero bueno, después de algunos años, algunas participaciones, decepciones y no ganar ni madres, los ánimos no son los mismos y después de cierta obsesión me di cuenta que pues realmente si no ganas nada, no pasa nada, en teoría.

Digo en teoría porque al final alguien que ya trae premios, trae mejor prestigio y naturalmente mucha mayor ventaja que todos los demás, sí aunque los grandes Directivos Creativos de las grandes agencias se cansen de decir que los premios no son importantes… mentira, sí lo son.

Pero el motivo de todo esto es que hasta hace un par de años, realmente empecé a disfrutar lo que hago, ya me di cuenta que pues ganar algo depende de muchísimas cosas, además me estresaba muchísimo, no es que me haya vuelto conformista, o que me compadezca y pretenda ser un resignado positivo, más bien comprendí que no todos podemos ser chingón en todo, no todos podemos ser y aunque lo deseemos y demás hay cosas que no pueden ser y eso también está bien. Eso puede llevarnos a encontrar caminos que seguramente nos harán sentir mucho mejor.

Ayer creo empecé a recibir los premios que no he buscado pero que sin duda son mucho más valiosos, que es trabajo independiente, confianza, digo nada para volverse locos, nada espectacular y mucho menos nada para volverse millonario y empezar de full con el negocio, pero bueno, es algo, es un comienzo y eso es lo que realmente importa.

Gracias por leerme y por tomarse un poco de su tiempo, si quieres cotorrear escríbeme a @medicenelkata

Allan Edgar García Castillo

Soy Allan García, me dicen “El Kata”. Creativo Asociado en alguna agencia, a veces escribo bonito, muero por el fútbol y me caga el agua de papaya.
Sígueme en twitter: @medicenelkata

Sigue a Allan Edgar García Castillo en:

Artículos relacionados

Close
Close