Redes

Retuitéame: ¡por favor!

Todos tenemos amigos despistados. Digamos que el mío, se iba de viaje a Barcelona y compró las entradas para ver la Sagrada Familia y el Parque Güell un día antes de llegar a la ciudad.

El dinero duele, pero a mi amigo le dolió más el orgullo cuando al intentar revenderlas por Twitter y fracasó estrepitosamente. Intentó, dentro de la única franja horaria posible –las dos de la mañana, evidentemente –poner en prácticas todas las clases de consejos para ganar popularidad en esta red social, que, aunque algo desbancada por la competencia, parece que se sigue utilizando bastante.

He aquí las técnicas que utilizó y algunas que debería haber utilizado (por si teneis amigos despistados):

  • Escribir en dos idiomas. El inglés, por supuesto, es imprescindible.
  • Interactuar con otros usuarios, personalizando los mensajes.
  • Usar algunas de las palabras más efectivas –según el análisis de Dan Zarrella –para lograr un retweet. Entre ellas, you, retweet, free, blog, help. Y las relacionadas con su temática, en este caso Barcelona, y viajes. Y evitar un vocabulario peyorativo, negativo emocionalmente y excesivamente autorreferencial. Como aburrido, irse a dormir, buenas noches.
  • Incluir hashtags.
  • Poner signos de puntuación. Especialmente, los dos puntos y el punto.
  • Añadir un link.
  • La hora para conseguir más retweets es entre las 12 del mediodía y las dos de la tarde.
  • Complementar con contenido audiovisual.
  • Las estructuras gramaticales simples son más fáciles de leer, y por lo tanto más exitosas. Igual de aplicable al vocabulario.

Sin embargo, aunque estos consejos pueden augurar el buen cumplimiento de nuestro objetivo, la mayoría de las personas no tiene en cuenta que los retweets conforman alrededor de un catorce por ciento del total de mensajes que se escriben diariamente. Además, también influye a cantidad de seguidores, los seguidos, la antigüedad del autor y el tweet, y la cantidad de hashtags (mejor uno o dos bien que muchos mal). Y la veracidad de la cuenta y el autor, la confianza que inspiren, son también argumentos muy persuasivos para conseguir un retweet.

Moraleja: Seas una empresa, una marca, una persona: seas quién seas, querido lector, no te olvides de estos consejos si quieres ganar adeptos en Twitter. Y tampoco de mirar la fecha para la que compras los tickets.

 

Imagen cortesía de iStock

Elia Prieto

“A caballo entre el turismo y la publicidad, cabalgo entre las palabras. Melodramática, intensa y tenaz. Estoy llena de preguntas, ¿me ayudas a buscar respuestas?”

Sigue a Elia Prieto en:

Artículos relacionados

Close
Close