Creatividad

¿Eres creativo? ¿Y si tú no fueras dueño de tu creatividad?

¿Si tu mente te jugara bromas?, ¿Si alguien en tus sueños te hablara y cambiara tu opinión? Que tu creatividad no fuera tuya, si no pensamientos hondos de un lugar insondable reproducidos en ti por un medio distante al tuyo, como un médium.

Y si aquel mismo ente que te ha elegido como su manifestación para cambiar este mundo a través de ti fuera el culpable de robarte tus más preciadas ideas durante el bloqueo creativo, pues se ha molestado contigo por no prestarle la debida atención.

¡Dejadme! platicarte algo sobre la creatividad, un dato más. En la Antigua Grecia y la Antigua Roma, la gente no creía que la creatividad venía de los seres humanos, la gente creía que la creatividad era este espíritu asistente divino que venía a los humanos de una fuente distante y desconocida.

Lo griegos llamaron a estos espíritus divinos asistentes de la creatividad, “Daimones”, Sócrates, popularmente se creía que situaba al Daimon en su interior, lo que permitía ponerse en contacto individual con la divinidad.

En contraste con su  mitología, las musas, eran diosas, divinidades que presidían los diferentes tipos de poesía, así como las artes y que éstas inspiraban inimaginables mundos plasmados en una hoja.

Los romanos, por ejemplo, tenían esa misma idea, pero llamaban a este espíritu creativo incorpóreo un “Genio”, un pequeño genio de entidad mágica y divina, que se creía, vivía, literalmente, en las paredes y que éste asistía al artista, al creativo cuando lo necesitase creando arte en sus líneas, pinturas y esculturas.

La historia nos habla de fuerzas supremas que cuando querían comunicar algo, uno mismo entraba en transe forjando de la nada cosas maravillosas, sea cual sea la situación de donde provenga la creatividad, su historia, su etimología, su trasfondo, los cambios adaptativos en las épocas, sabemos que la creatividad es una extensión de nuestra persona de como percibimos y como queremos cambiar al mundo, inclusive de cómo nos sentimos, una simple manifestación de nuestro pensamiento original de nuestro proceso mental que nace de la imaginación, de experiencias, vivencias que tenemos día a día, de emociones y sentimientos que evoca una persona u objeto.

Una idea tonta, simple, un perro dragón de cinco cabezas, el supremo gato sabio cósmico ancestral legendario de infinita magia de divinidad creativa incorpórea de psique multidimensional – Me emocioné, disculpen -.

Todo pensamiento loco sin sentido que cuestione el sistema y vea el lado gracioso, diferente, interesante, es creatividad.

No reprimas ese pensamiento loco, raro y cómico, alimentemos nuestra imaginación con intenciones tontas, con algún chiste irreverente con sarcasmo, detente en la calle por aquella foto, critica el copy, la toma, el ángulo, el color, la tipografía, imagina cómo hubiera quedado mejor, cómo puedes hacerlo mejor, así es como se alimenta nuestra creatividad.

¡Sean dioses, amen su creatividad!

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close