RedesWeb

La gracia de las palabras que atraen clics

Para muchos de nosotros la parte más difícil de crear un texto es sin duda titularlo. En la actualidad, ya no basta con que el encabezamiento sea lo suficientemente “llamativo” para que alguien lo vea, sino que en el mundo 2.0 debemos acostumbrarnos a asociar cada clic con un “consumidor”; consumidor que -como muchos otros- vamos a ir sumando en la medida en que usemos bien las palabras.

Como el tiempo en la web es un recurso insuficiente, dejar pasar la oportunidad de ser leído no es una opción; esto resulta en que la mayoría de las ocasiones vamos a depender de un encabezado para que nos tomen en cuenta, por lo que nuestros titulares deben contener en sí mismos una importante porción de la esencia del escrito.

¿Y cómo lo logramos?

El título es esa única ocasión que tenemos para mostrarles a todos que la información que estamos ofreciendo les interesa, les importa y la necesitan. Puede que parezca medio intenso, pero así de trascedente resulta.

Una de las cosas que ayudan a crear títulos acordes es crear contenidos acordes y eso sólo se logra conociendo a fondo a nuestros clientes. Hacer referencia a ellos o preguntarles directamente –sí, en los titulares- garantiza su atención y así, un clic más que atesorar.

La base para titular

Todo comienza preguntándote ¿cuál es el objetivo del texto? ¿Será útil? ¿A quién está dirigido? ¿Es un tema actual o que no pierde vigencia? ¿Genera intriga?, teniendo esto como premisa el siguiente paso es hablarle directamente a tu cliente.

No es lo mismo titular “Tres centros comerciales divertidos apto para niños” que decírselo directamente a tu cliente: “Conoce los tres centros comerciales más divertidos para que lleves a tus hijos”.

Ser cercano y conocer a tus lectores es la clave, a partir de allí tienes las herramientas para crear con tu encabezado una necesidad, intriga e incluso una urgencia.

La magia del SEO

Los títulos y los subtítulos también cumplen funciones importantes dentro del posicionamiento de nuestra marca en la web. Por un lado están las palabras claves, esas cuya relevancia con el texto posicionan orgánicamente, mientras que por el otro lado están los encabezados con exclamaciones o interrogaciones –los favoritos de los usuarios al momento de seleccionar alguna opción del buscador-.

Tan importante como el título: Las palabras

Aunque puede que no exista el título perfecto, las estrategias eficaces sí son reales. Cuando generamos contenidos para RRSS y para la web en general, debemos tener en cuenta muchos factores que van transformándose (como la época del año, los acontecimientos destacados, temas de moda, metas a corto plazo, etc.), no obstante, algo que siempre debe predominar es la estimulación que debemos brindarles a consumidores para que hagan el tan ansiado clic.

Algo que percibo constantemente en twitter, son esos tuits que no me dicen nada o me dicen todo sin siquiera invitarme saber más de ellos. Para muestra un botón, los siguientes tuits pertenecen a portales informativos venezolanos a los que les di capture a escasos segundos de ser publicados en el momento en que escribía ésta línea.

ejemplos

En el ejemplo #1 vemos que básicamente no necesito clicar nada para ver de qué trata la información que me ofrecen, pues ya me la han suministrado gratuitamente, mientras que en el ejemplo #2 es al revés, automáticamente si desconozco que bohéme corresponde al nombre de una banda venezolana de música experimental (porque no todos compartimos gustos), no comprendería a que hace referencia el post y dejaría de interesarme inmediatamente la publicación.

En los dos casos la oportunidad del clic se perdió.

Siguiendo tendencias

Hace un par de años, la agencia Outbrain realizó un estudió en el que se determinó que los titulares con superlativos negativos generaban 63% más clics que los que contenían superlativos positivos y con ello llegó la lluvia de títulos tipo: 10 razones por las que no debes caminar descalzo, la 8 te dará comezón, las 25 peores playas para visitar, de la 6 querrás huir –y así-.

Otro de los estilos que funcionan perfectamente -y que generan tráfico- son las listas (por ejemplo: 8 beneficios del bicarbonato de sodio en el hogar, 5 recetas fáciles para hacer pizza, etc.) básicamente, porque el usuario puede leer toda la información de manera rápida y sabe de antemano lo que le aportará el post.

Solo nos queda hacer de éste mundo -2.0- uno mejor, titulemos mejor, generemos mejores estrategias de RRSS y hagamos de las palabras nuestra mejor táctica.

Imagen de portada cortesía de iStock

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos 😀 Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs

Sigue a Katherine Guaramaco en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close