Marketing

Sin información, no hay persuasión

Las marcas dentro de sus planes consideran aspectos que apuntan hacia el éxito de un producto en el mercado. Las estrategias para posicionarlo cada vez son más competitivas por que involucran directamente al consumidor.

El consumidor también ha evolucionado, haciendo que sus expectativas sobre un producto se extiendan más allá de la comunicación que recibe, el confía en una marca y por ende invierte su tiempo y dinero. La experiencia directa con el producto es más valorada, de ahí partirá su relación con una marca.

Dentro de las demandas actuales la marca genera valor desde el momento de compra, la información, la experiencia de consumo, el servicio técnico, garantía, accesibilidad, precio y la calidad del producto o servicio que se ofrece.

La experiencia de consumo se ha convertido en un mandatorio. A pesar que en algún momento todos hemos tenido una mala experiencia como consumidores, lo hemos catalogado como “normal”, estamos equivocados.

Como consumidores esperamos que ciertos aspectos estén cubiertos para confiar en una marca, mucho más si estos consideran lo básico como lo es la Información sobre el producto.

El acceso a la información hace que la decisión de compra sea más fácil, por lo que debe estar presente en los canales de mayor contacto con el consumidor:

Punto de venta: El último eslabón de la comunicación es cuando la compra realiza, pero no deja de ser importante. Es esencial. La persona que te muestra, te entrega, envuelve, recibe tu dinero, viene a ser la representación de la marca. Por lo que es importante que en el punto de venta, se forje un “romance” que perdure con el consumidor. Sería ideal que todos los puntos de venta tengan esta estructura comunicacional, pero si no consiguen tenerla el trato al cliente debe ser lo primordial, sobretodo si esto aclarará dudas sobre el producto.

Servicio al cliente: No existe marca que no tenga este servicio, pero son pocas las que saben como manejarlo. Ayudar al consumidor con sus dudas es para lo que este servicio existe, por lo que el personal a cargo de esto debe estar preparado para cualquier duda, así como de paciencia para guiar al consumidor. Si una marca no va a ser completamente responsable con este servicio es mejor que no disponga de el, pues una mala referencia puede ser muy perjudicial para la marca.

Redes Sociales: La presencia en redes sociales, no es moda. Es una necesidad de comunicación global. Si una marca no esta en redes sociales simplemente no existe. Pero estar requiere responsabilidad pues también el contacto con el consumidor es muy cercana y de fácil acceso. Si una marca está en Facebook por ejemplo, el responsable debe conocer el producto. En lo personal, mi primera fuente de información de una marca son las redes sociales, por la rapidez que esta te conecta con el consumidor.

Página Web: Funcionalidad. El principio de una pagina web debe ser que sea funcional. No todos los consumidores saben como navegar en internet y no valoran que el HTML 5 o que el diseño gane premios. Lo que valorarán sera que el momento de digitar la dirección esta les ofrezca la suficiente información para cerrar el circulo comunicacional y así llegar al producto.

Las marcas deben estar dispuestas a educar al consumidor, por lo que la información siempre debe estar a la mano. Comunicar es primordial pero enfocarse en despejar dudas en el consumidor, hará que nuestras marcas además de soluciones generen confianza.

Imagen cortesía de iStock

León Bustillos

(Ecuador 1986) Licenciado en Publicidad y Gestión. Director de arte y creador de marcas. Fundador de Publicistas Ecuador. Fotógrafo autodidacta y lector por convicción. Disfruta de saltos abruptos, por eso su único compromiso es consigo mismo y con su melomanía”. Sígueme en @leondkito.

Sigue a León Bustillos en:

Artículos relacionados

Close
Close