Arte

The Walking Paul (Primera Parte)

Debe haber pocas leyendas urbanas tan famosas como la que asegura que Paul McCartney murió en 1966 y que los restantes Beatles lo reemplazaron con un tipo muy parecido, revelando la existencia del complot con claves escondidas en sus discos, especialmente en “Abbey Road”. El origen de la leyenda, sin embargo, no es tan conocido. Y el alcance de estas “claves” es tan delirante que vale la pena revisarlo.

Abbey-Road-Album-Cover-
Abbey Road

En 1969, los Beatles acababan de lanzar “Abbey Road” y estaban en franco proceso de desintegración. Paul McCartney aparecía poco en público; se la pasaba en su granja de Escocia con su nueva esposa Linda, planeando su incipiente carrera solista. El 17 de septiembre de ese año, el diario estudiantil de la Universidad de Drake, en Iowa, EE. UU., publicó un artículo titulado “¿Está muerto el Beatle Paul McCartney?”, que describía el rumor que ya circulaba en esa institución. Se hablaba de claves incluidas en discos anteriores de los Beatles. Por ejemplo, se decía que si se pasaba al revés “Revolution 9”, del Álbum Blanco, se escuchaba a Lennon decir “turn me on, dead man”. (Algo así como “excítame, hombre muerto”. Supongo que la idea de escuchar “Revolution 9” al revés se debe a que escucharla al derecho es una experiencia insoportable.) Ante la avalancha de consultas, el encargado de prensa de los Beatles, Derek Taylor, se vio en la necesidad de salir a aclarar que el rumor no era cierto.

GreatHoaxPero el 12 de octubre un oyente llamó a la radio WKNR-FM de Detroit, y le contó al conductor, Russ Gibb, todo sobre el rumor y sus claves. El programa de Gibb dedicó la siguiente hora a debatir el tema. Dos días después, el diario The Michigan Daily publicó una crítica satírica de “Abbey Road”, escrita por el estudiante Fred LaBour, con el título “Murió McCartney; descubren nuevas evidencias”. El artículo identificaba pruebas del complot en las tapas de discos de los Beatles; varias de esas pruebas habían sido inventadas por LaBour, que se sorprendió mucho cuando la nota fue reproducida por varios periódicos estadounidenses. El 19 de octubre, la misma radio WKNR-FM hizo un programa especial de dos horas sobre la cuestión: “El Complot Beatle”. Y el 21 de octubre, un conductor de la radio WABC de Nueva York discutió el tema durante una hora. Fue suficiente: ese programa se escuchaba en 38 estados y también en otros países. Ya todos hablaban de la muerte de Paul. Por eso, ese mismo día la oficina de prensa de los Beatles volvió a negar el rumor que ya estaba siendo comentado por medios de todo el mundo.life-magazine

La leyenda debería haber terminado el 7 de noviembre de 1969, cuando la revista Life publicó un reportaje a McCartney y su familia en la granja de Escocia, incluyendo una foto en la tapa en la que Paul aparecía irrefutablemente vivo. El músico reconocía que el origen del rumor podía deberse a su escasa presencia pública en los meses recientes y afirmaba, por si fuera necesario, que la historia era “pura basura”. Nada de esto importó: los lunáticos siguieron encontrado claves, y con ellas armaron la historia. De acuerdo con ella, el 9 de noviembre de 1966 Paul discutió con sus compañeros en medio de la grabación de “Sgt Pepper’s…” y se fue muy enojado en su auto. Estaba tan furioso que chocó y se mató. Para evitar la pena de todo el mundo y seguir adelante con la banda, los Beatles restantes lo reemplazaron con un tal William Campbell o William Sheppard, quien había ganado un concurso de gente parecida a Paul. Además de la referencia encontrada en “Revolution 9”, otra frase de Lennon, esta vez en “Strawberry Fields Forever”, confirmó las sospechas de los creyentes. Se trata de las palabras que murmura al final, y que supuestamente son “I buried Paul” (“Enterré a Paul”). El mismo McCartney se encargó luego de aclarar que lo que Lennon dice en realidad es “cranberry sauce” (“salsa de arándanos”). Los cazadores de conspiraciones descubrieron infinidad de claves en los discos “Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band” y “Magical Mystery Tour”, en las portadas y en las letras de las canciones. En la tapa del álbum blanco no encontraron nada –claro, es blanca– pero sí en algunos temas, además del ya nombrado “Revolution 9”. Para los que quieran divertirse un rato, el muy simpático website Beatles Bible muestra la lista completa. De todos modos, la mayoría de las claves fueron descubiertas en el disco “Abbey Road”, tanto en la tapa como en la contratapa, y también en las canciones.

En la próxima nota, las claves de “Abbey Road”. ¡Y más, mucho más!

The Walking Paul (Segunda Parte)

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close