Publicidad

Ejecutivo de cuentas: ¿Némesis del creativo?

“Chicos, el comercial quedó perfecto. Solo le pedí el favor a la productora que le cambiaran el nombre al archivo, “offline” es muy negativo”.

@LaEjecutivaDice

Aunque hay un odio particular de parte de los creativos y diseñadores por los ejecutivos de cuentas, he notado que es un sentimiento generalizado por casi toda la agencia, incluso todo el gremio.

Cuando comencé a trabajar en publicidad noté la tensión. A mí los ejecutivos me parecían queridísimos pero a medida que tuve contacto con ellos lo entendí. Tienen muchos NO’s:

NO han entendido que sin brief es muy difícil pensar. Al reclamo responden: “pueden ir trabajando mientras consigo más información”. Al parecer, ellos no recuerdan que son el contacto con el cliente.

NO saben lo que venden. Ya que desconocen términos, formatos y procedimientos deberían aprender del tema y si no saben algo, preguntar sin pretensiones. Aceptar la ignorancia les puede evitar el ridículo.

NO saben negociar, todo es para mañana en la mañana. Las cosas de última hora no se pueden volver una constante, eso desgasta al equipo. TODO ES MANEJO DE CLIENTE pero ellos solo saben decir: Sí señor.

NO se quedan a trasnochar a la par con los creativos. Pocas veces se ponen la camiseta, piensan que “respirarle en la nuca” al creativo, es trabajo en equipo.

“NO me gusta”. Si esta frase viene acompañada de un “porque… no sé, le falta…” deja mucho que decir sobre su criterio. Quizás el cliente piense muy diferente pero a ellos les cuesta creer en su equipo creativo.

NO hacen fidelidad de cliente. No basta con caerle bien o quedar bien con él, deben ser sus aliados, conocerlos, conocer su negocio, crear una relación sincera.

No todos los ejecutivos son así, he conocido muchos que son grandes profesionales, pero seamos sinceros, la excepción no hace la regla. Sin embargo, en consideración a algunos amigos ejecutivos, hoy quiero darles SÍ.

SÍ a dejar los prejuicios y el estereotipo del creativo estrellita para enseñarles por enésima vez qué es un story board. SÍ para ponerme en sus zapatos y entender que los clientes son difíciles, que manejar los tiempos de todos los equipos requiere de paciencia, que la presión de cumplir con un resultado cada mes es un peso gigantesco.

Si recordamos nuestra humanidad en este medio de productos y marcas estoy segura que detrás de cada cargo, incluso del ejecutivo, encontraremos increíbles personas. Hay que revaluar la forma de trabajo y el concepto de equipo para llevarnos bien y hacer mejor lo que nos gusta: las ideas.

Imagen de iStock

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close