Comunicación

Las 10 leyes de la simplicidad

Las interfaces del casco de Iron Man o el control de la nave de Prometeus son complejas y atractivas a partes iguales. Todas estas interfaces de las películas de ciencia ficción, aunque inspiradas en la realidad, suelen limitarse a una simulación recreada por el equipo de efectos especiales. Esto puede ser atractivamente estético pero no significa que sea optimo e intuitivo. Para realizar una interacción eficaz requiere de un estudiado diseño de interacción que depende de muchos factores.

Por eso el gurú del diseño de interacción John Maeda en su libro “Las leyes de la simplicidad “ describe unas puntos que ayudan en todo el proceso del diseño de la interacción, pero que en cierto modo también sirven en otros aspectos de la vida . Aquí un breve resumen:

  • Reducir – Descarta todo lo que no sea necesario, cuando no se pueda reducir, escóndelo para que no sature, y después intégralo en un contexto para que se pueda asociar con su uso. A esto lo denomina la fórmula SHE: Shrink (Reduce), Hide,(Esconde) Embody (Incorpora).
  • La organización – Coge el toro por los cuernos y establece relaciones entre diferentes elementos, lo difícil parecerá más fácil, para ello Maeda utiliza la fórmula SLIP: Sort (Reparte) Label (Etiqueta), Integrate (Integra), Priorize (Prioriza).
  • El Tiempo – Intenta hacer que el tiempo pase rápido para el usuario, esperar no nos gusta a nadie, si esto no se puede evitar, busca maneras para que el usuario  lo pase lo mejor posible distrayéndolo o por lo menos que sepa cuando va a acabar ( barra de tiempo).
  • El Aprendizaje – Es la variable que te lleva a  lleva a buscar el camino mas adecuado en proceso del diseño, si aprendes de todo lo que te rodea, tendrás la maquina preparada para empezar funcionar
  • La diferencia – Busca el equilibro entre la simplicidad y la complejidad , modula la diferencia para encontrar el una armonía adecuada en la experiencia.
  • El contexto – Muestra pequeñas pistas que mantengan la sensación de sorpresa para que el sujeto siga inmerso en la curiosidad de lo desconocido.
  • La Emoción – Hacemos experiencias para humanos no para robots, así que vamos a darle color a la experiencia, será otra forma de conectar con los usuarios.
  • La Confianza – La confianza se gana en una relación entre usuario y la interacción. Cuando se solicita información al usuario, se esta apelando a su confianza. Esta desconfianza disminuye si le ofreces la libertad de poder rectificar mediante por ejemplo un botón de deshacer. Cuanto mas información recibas del usuario, el servicio será mas eficaz para el. Estableciendo así una relación positiva de confianza.
  • El fracaso – No siempre  es posible conseguir la simplicidad, en ese caso hay que aprender del los fallos, es parte de la fórmula ROF (Return On Failure).
  • La única –  La simplicidad consiste en sustraer lo obvio y añadir lo especifico. En un ejercicio de simplicidad John Maeda resume las nueve anteriores en este último punto.

La búsqueda de la simplicidad no es fácil pero es necesaria.  La interacción  debe conseguir el objetivo para el que fue pensado sin aburrir con la información o abusar de la hiperconexión tecnológica.

Isaac Maroto

“Viajero de la información, curioso impertinente. Sufro de atracción por la tecnología pero enamorado de la vida analógica. Amante del pensamiento reflexivo y las emociones vivas. Buscador y espectador de ideas que generan cambios en la sociedad”. Sígueme en Twitter como @isacus_maroto

Sigue a Isaac Maroto en:

Artículos relacionados

Close
Close