Marketing

Se supone que debes hacerme reír, you bastard…

Una característica que respeto en demasía es la capacidad de siempre verle el lado bueno a las cosas, y aunque acepto el hecho de que yo no soy así, trato en la medida de lo posible hacer divertido tanto mi día como el de las personas que me rodean, tampoco lo hago muy bien que digamos, hoy por ejemplo, traigo puesta una playera que dice “I’m having a bad day, I don’t want to talk”. Con todo y lo pesimista que pudiera llegar a percibirse, me parece sumamente graciosa, la tristeza es parte de nuestras vidas, y por más que queramos hacer de ellas una comedia y siempre estar viendo las cosas de forma positiva, es bueno aceptar de vez en cuando que estás triste, que necesitas espacio, un abrazo y a alguien que te haga compañía, para muestra solo hace falta ver la magnífica Inside out de Pixar, escrita y dirigida por Pete Docter.

Creo que la vida no puede ser vista como una comedia en todo momento, ni como un drama, ni siquiera la publicidad puede ser en todo momento divertida, y vaya que considero que todo comercial que se haga debería de dejarte sonriendo. Hay momentos en que debemos hacer uso de la tristeza para poder comunicar una historia de la manera correcta, y en muchas ocasiones, con toda intención, entre más desgarrador sea este, mejor funcionará. Ni siquiera una serie hecha específicamente para hacernos reír puede mantenerse eternamente llena de alegría, sencillamente no puede, los personajes se volverían unos cascarones sin sentido para nosotros, y por más absurdo que se escuche, simplemente serían demasiado felices y no funcionaría, no tendrían esa pizca de realidad en ellos, y en algunas ocasiones, la única forma de comprobar que son reales, es quebrándolos.

Es por ello que les comparto cuatro de los momentos más tristes y devastadores que he visto, en series de comedia:

The Fresh Prince of Bel-Air. Episodio 424.

Un momento brutal y honesto en la vida del personaje, que tiene que lidiar con el hecho de que su padre no lo quiere en su vida, y la que es probablemente una de las frases más desgarradoras en una serie de comedia.

https://youtu.be/GmerFuzRNZ4

Futurama. Jurassic Bark

Esta es una de mis series favoritas de todos los tiempos, y este episodio en particular es increíble. Seymour, el perro de Fry, se queda en el pasado esperando a que este regrese por el, sin saber que no lo hará, la última escena en donde vemos como se hace viejo y se rehusa a olvidarse de Fry es maravillosa.

https://youtu.be/W6GDil0rGls

How I met your mother. Bad news

Cuando un personaje muere en una serie, siempre se vuelve un evento, en raras ocasiones lo hacen de forma tan sutil y tan emotiva como aquí, las palabras de Marshall lo dicen todo, “no estoy listo para esto”, hacen eco en cada uno de nosotros, nadie, absolutamente nadie, está listo para dejar ir a sus padres.

https://youtu.be/o-8Dy_Q4zkE

Rick and Morty. Rixty Minutes

Marty habla con su hermana tratando de evitar que huya de su casa cuando descubre que sus papás se casaron básicamente por ella, y su matrimonio es una farsa. El argumento de Morty para evitar que se vaya es tan iluminador como sombrío.

https://youtu.be/E_qvy82U4RE

¿Te tocó verlos? ¿Cuál agregarías a la lista?


Leonardo Arenas

Nació antes de que se estrenara Star Wars. Leyó un cómic cuando nadie sabía lo que era un cómic, ahí fue cuando lo perdimos. Amante del cine raro, del anime, la música y los libros. Tiene un título y una maestría en Arte (lo que sea que eso signifique). Dicen que escribe, diseña, ilustra y hace libros. Es VP Creativo en Frequentia y su tiempo libre lo dedica a hacer cosas que le gustan, como diseñar e ilustrar. Si quieres saber su opinión acerca de cosas intrascendentes, lo puedes seguir en Twitter: @labgrafico

Artículos relacionados

Close