Creatividad

Viajar

“Viajar y cambiar de lugar revitaliza la mente.” Séneca.

Los beneficios de viajar son inmensos. Entre los principales, aumenta nuestra visión del mundo, los conocimientos y nos vuelve más tolerantes y respetuosos. Amplía nuestra empatía, nos ayuda a alejarnos de la rutina y mejora nuestra inteligencia intrapersonal. Y nos pone de buen humor, porque al ser una persona ajena a nosotros nos forzamos a ser amables y simpáticos

La literatura nos ayuda a viajar, pues nos pone en situaciones y describe lugares maravillosos. Sin embargo, en el mundo publicitario, no sirve leer para reflexionar y adentrarnos en otros mundos.

Es preciso conocer al consumidor, pero no exclusivamente de una región, sino apreciar las diferencias entre distintas zonas geográficas. Por ejemplo, el anuncio que se viene emitiendo de Opel durante las últimas dos semanas cambia el diálogo y los roles en los países de habla alemana en comparación con España.

Además, desde 2013 se suceden numerosas estrategias, llamadas Say hi to strangers, que pretenden dotar a marcas y ciudades de una esencia más extrovertida. Por otro lado, Amy Dicketts creó hace ya algún tiempo un Commute blog, en el que sube historias de las personas con las que se cruzaba en el metro al ir a trabajar.

Esto reafirma la naturaleza social del ser humano. Y en publicidad no podemos renegar de esta característica: debemos hacer todo lo posible, ya no por conocer al consumidor, sino por aprender los diferentes ambientes en los que puede moverse para saber y experimentar aquello que está al alcance de su mano. Viajar no solo consiste en visitar lugares, sino en aprender de otras culturas y todo lo que puede del consumidor para conectar mejor con él. Ver lo que ve, sentirse como se ha sentido.

Ya no podemos conformarnos con una visión de la realidad, porque el consumidor del futuro será muy polifacético y abierto en este sentido. ¿Hasta qué punto es necesario viajar en la vida de un publicista? ¿Cuando y cómo los viajes le han ayudado en la publicidad?

Imagen cortesía de iStock

Elia Prieto

“A caballo entre el turismo y la publicidad, cabalgo entre las palabras. Melodramática, intensa y tenaz. Estoy llena de preguntas, ¿me ayudas a buscar respuestas?”

Sigue a Elia Prieto en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close