Marketing

12 meses de jefes, líderes, empleados y clientes… un año en revisión

Se acabaron los meses, el año que daba 365 oportunidades está llegando a su fin. Si las ventas se mantuvieron, quizás dirás que no fueron tan malos estos dos semestres. Recuerda que muchos países se han visto afectados por factores económicos y sociales, o una poco deseada recesión y/o contracción. Indistintamente de los proes o contras, la lección queda aprendida y el asunto se resume en seguir adelante.

Sin embargo, no todo es malo. Por otro lado, si tu empresa o servicio obtuvo grandes logros este año sin importar los factores y obstáculos, sencillamente la meta es seguir mejorando. Los buenos números hay que mantenerlos, aumentarlos y no descuidarse. El año próximo se pinta de una forma muy variada a los mercados locales y ni hablar de los globales.

Este artículo pretende ayudarte a recordar y refrescar tu misión en la carrera por la audiencia. Si te animas a seguir, puedes subir de posición. Puntos tan sencillos como recordar, qué le apasiona de su proyecto, ¿recuerda los cambios que ha realizado a su producto o servicio para hacerlo más atractivo?, ¿cuándo fue la última vez que escuchó a sus clientes y obtuvo una idea genial?, la última reunión con su personal para motivarlos no solamente con felicitaciones. Cada pequeño detalle suma valor a la carrera.

Muchos mantienen el lema de delegar funciones, y es totalmente posible, siempre que la persona que queda a cargo sea competente. Si es necesario rodearse de profesionales mejores que usted, hágalo. Pero identifique las motivaciones de cada uno, algunos quieren reconocimiento, otros promoción, y más allá del esperado aumento que todos quieren, muchos prefieren un beneficio adicional y vacaciones.

Si usted es el líder de una organización joven o de muchos años, debe convertirse en un emprendedor introspectivo, cuando empiece a delegar funciones verá que debe reflexionar sobre su cargo en la empresa y verlo más como una responsabilidad de asesorar, una suerte de consultor a largo plazo. Después de todo, usted debe conocer todas o la mayoría de situaciones que se presenten.

No tenga miedo de delegar y asignar a profesionales entusiastas, asuma algunos riesgos por el bien de la empresa. Lógicamente no debe descuidar las riendas, pero sí debe permitir libertad de ejecución en algunas tareas. Aunque no crea, puede descubrir que hay personas que encontrarán un camino más eficiente, incluso los que no lo consigan posiblemente acudirán a usted como cabeza de la empresa y le darán algo en que pensar para una nueva idea. Confíe en su instinto.

Realice un feedback con clientes y empleados, no necesariamente mezclados en una sala de juntas pero sí durante un día para obtener diversidad de opiniones. Verá en muchos las metas que realmente desea perseguir. Ellos ven su organización con otros ojos y anhelos. Después de todo, este año se acaba y el próximo hay que iniciarlo con una mixtura de dedicación, aprendizaje y disfrute.

AUTOR

Jaime Edgardo Camacho Calderón
Ingeniero de profesión y  Mercadólogo en formación, convencido de que el cambio es la constante. Con conocimientos en retail y marketing. Apasionado de la innovación y la creatividad. Las grandes ideas locales terminan como valores globales. En Instagram & Twitter: @jedgardoc

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close