LiteraturaPublicidad

Letras envueltas

“Timeo Danaos et dona ferentes. (Temo a los dánaos incluso cuando traen regalos)” La Eneida, Virgilio.

Las navidades traen consigo una pregunta bastante consumista pero de buenas intenciones: ¿Qué regalo este año?

El arte de regalar es un misterio y pocos son los que saben acertar. Plantea un reto complicado, pues aparte de conocer a la persona a la que se dedica la dádiva, es necesario tener en cuenta si es realmente lo que desea. Es decir, si nuestro regalo está en su lista de regalos.

En muchas ocasiones, el exceso de originalidad y de una búsqueda de destacar sobre los demás regalos hace que nos alejamos del objetivo principal –complacer al otro –consiguiendo satisfacer solo nuestros deseos. Por otro lado, en un mundo todo está al alcance de la mano, regalar experiencias que generen buenos recuerdos es en muchas ocasiones muy efectivo.

Hacer un regalo a un amigo que se dedique al ámbito publicitario puede llegar a ser un infierno. Entre los regalos más versátiles, siempre se encuentra la lectura. Por eso les dejo unas propuestas dignas de envolverse en papel de seda, que pueden hacer las delicias de sus amigos y seres queridos publicistas:

  1. Jot Down. Revista cultural por excelencia, la versión en papel le dota de un aire vintage que hará las delicias junto a una copa de vino en una fría noche de invierno. El precio, 15 euros, gastos de envío incluidos.
  2. Haruki Murakami. Vale, esto no es un libro, es un autor, pero no es uno cualquiera. Lleva siendo candidato a al premio Nobel de Literatura desde hace cinco años. Recomiendo Tokio Blues (Norwegian Wood), Crónica de del pájaro que da cuerda al mundo y Sputnik, mi amor. Los precios oscilan entre los diez y los veinte euros.
  3. Confessions of an Advertising Man (Confesiones de un publicitario en español), de David Ogilvy. Es un clásico obligatorio. Recomiendo la versión original en inglés, de la editorial Atheneum, pero en caso de no encontrarlo siempre pueden recurrir a esta de Amazon (18,70 euros). Un consejo: Asegúrense antes de que no lo tienen ya, es una obra muy codiciada. Acompañarlo de un buen diccionario de inglés en caso de saber que su amigo no es muy diestro en este idioma. Los libros sin traducir siempre se digieren mejor.
  4. Una máquina de escribir. Romántico, solo apto si su amigo es amante de la vieja escuela o un soñador empedernido que aborrece la tecnología que le abruma y desespera día a día. Consejo: Cerciórense de que se vende tinta para ésta, y si es Olivetti, mejor.
  5. Una libreta Moleskine. Negra por antonomasia, pero todo copy y creativo tienen un color especial para sus libretas. Acompañar con una pluma Montblanc (más adecuado para ejecutivos de cuentas) o Faber Castell, un lápiz HB una goma de Milan 430 blanca. El único otro tipo de goma aceptable es la roja y azul de Pelikan, que sirve para tinta. La versión para diseñadores y amantes del dibujo es el Skecth Book, de Art Creation, y un aumento en la dureza del lápiz.
  6. Too much happiness (Demasiada felicidad en español), de Alice Munro. Premio Nobel de Literatura y de talento indiscutible, sus palabras tienen el poder de arrastrarte desde la primera letra. Les dejo algunos de sus relatos, para que se convenzan ustedes mismos.

Un último y esencial consejo: no sean griegos, y averigüen antes la lista de deseos de su publicista más querido.

Elia Prieto

Imagen cortesía de iStock

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close