Publicidad

Ateísmo en una Agencia de Medios

Golpe fuerte, darte cuenta que trabajas sobre algo en lo que ya no tienes fe. Es como vivir con alguien del que no estás enamorado o como vestir todos los días con algo que te hace sentir sumamente ridículo. El suplicio comienza cuando te das cuenta de que prometes algo en lo que ya no crees.

Voy a confesarles una de mis más grandes frustraciones, es probable que muchos otros se sientan igual y que tal ves podamos encontrar respuestas y apoyo como en reunión de AA.
Me ha sido imposible conciliar el sueño después de darme cuenta de que las audiencias se han vuelto inestables desde el momento que dejamos los demográficos atrás para plantear un número exacto de espectadores cautivos al cien por cierto.  Medir comportamientos por temas “actitudinales” han desatado en mi cabeza preguntas como  ¿Quién dicta las actitudes de compra? ¿En realidad estamos en una época donde un anuncio “diferenciador” nos puede llegar a influir?
La realidad es que por más closters que tengamos para definir a un target nunca, N-U-N-C-A encontraremos el que dictará una tendencia por los siglos de los siglos y esa es la maravillosa realidad, cada vez somos más personas cuestionando lo que se ofrece en el mercado.
Ya sé que probablemente me esté atando una soga al cuello, pero considero ético detenerse a analizar el porqué aún muchos mercados se están estancando en mediciones de audiencia de la prehistoria y que probablemente ya no sean métricas fidedignas de la realidad en el consumo en México. Basta con ver el abanico de “tipos de hogares” ya en nuestro país, la familia convencional (mamá, papá e hijos) ya es parte del pasado.
Tengo una teoría y sin afán de tirar cualquier estudio, creo firmemente en que dada la naturaleza de nuestra humanidad, lo único que tenemos seguro para ofrecer a los clientes es una transformación a EXPERIENCIA DE MARCA.
Entonces tal vez los medios de comunicación nos ayuden a transmitir este mensaje, donde sepamos con exactitud cómo, cuándo y dónde están esas marcas haciéndonos sentir bien felices y contentos.
Hay factores actuales en nuestro país que están influyendo mucho más que un spot de veinte segundos en la novela del prime time en el canal de las estrellas, factores como la economía, la frase es “donde salga más barato” o “a meses sin intereses” o un “2×1”,  también factores como la inmediatez, necesitamos todo más rápido y de tal manera que no implique un esfuerzo adicional, como pagar más de lo que se tiene contemplado, o factores como  la solución a una necesidad, si nos dan un mal servicio en un banco sin duda lo odiaremos de por vida. Al  consumidor ahora, se le debe llegar directo al corazón y después por mandatorio solito soltará el cash del bolsillo.
Sé que muchos de mis colegas e incluso yo misma podemos sentirnos completamente atípicos en comportamiento, incluso hace un par de años juraba que hasta el más atípico siempre terminaba siendo modelo de tendencia; sin embargo hoy, me retracto, la evolución de los seres humanos va en constante movimiento, movimiento que hoy puede ser hacia un lado y mañana ya no. Vamos siendo cada vez más INDIVIDUOS en toda la extensión de la palabra y para muestra basta mirar a las generaciones abajo de nosotros, se rehusan a dictar una tendencia, “es poco convencional y cero auténtico”.
Ante tal confesión, me declaro atea a todo número que quiera encapsular un comportamiento, por la simple razón de que que somos Seres Humanos, libres de tomar decisiones y responsables de las consecuencias, porque muy probablemente hoy queremos un helado de limón  y mañana ya será de otro sabor.
Imagen cortesía de iStock
Lola Silva

Publicista egresada de la UNAM. Llevo nueve años entrándole a éste medio creando, coordinando y echando a perder campañas para diferentes marcas. Apasionada del lápiz, las historias de terror y la música. Exprimo mi cerebro hasta dormida y si se trata de pegarle al peligro soy la primera en la fila. Inquieta por naturaleza, claustrofóbica aunque adaptable. Digo lo que pienso, pero empática con todo ser vivo. Sigo en búsqueda de conocimiento, “es mi área de oportunidad” dicen los de recursos humanos.
Sígueme en twitter: @llulaby

Sigue a Lola Silva en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close