Publicidad

Cómo presentar

Todos, absolutamente todos, en algún momento de nuestra vida, hemos hecho alguna presentación; desde el colegio, pasando por entrevistas de trabajo, hasta llegar a presentaciones con cliente. Como sea, al final todo se resume a saber vender.

Encontrar la media entre la exageración, la prosa y la actuación, no es cosa simple. Quizá has visto a personas presentar/vender de una forma increíble, pero ojo, quizá su histrionismo te ha sorprendido, pero si le das 10 minutos más, veras que vive en un ciclo que repite una y otra vez.

Hablando específicamente de presentación de ideas (ya sea a nivel interno o con cliente) es importante que tengas en cuenta algunos puntos que aumentarán tus posibilidades de éxito, que entiendas que cada cliente, cada marca y producto necesitan ser vendidas de manera particular. Quizá estos 4 puntos te aclaren un poco más:

  1.  Seguro te ha pasado. Te encuentras en una sala de juntas enorme, el cliente es nuevo o la cuenta depende de esa presentación. Respira y haz lo que sabes hacer; proyecta una actitud confiada y relajada, pronto pasará.
  1. ¿A quién le presentas? Porque no es lo mismo presentarle a un director que presentarle al gerente, y no es mala onda, pero el mood y la actitud es diferente. Define a quién le presentarás y saca el mayor provecho.
  1. Observa al público. Debes prestar mucho atención al público, ya que ellos te dictarán la pauta y el ritmo que debe seguir la presentación. Atento al uso de celulares, distractores, bostezos y caras largas.
  1. Montaña rusa mood. El ritmo, el tono de voz y las gesticulaciones deben variar tanto como sea posible, de esta forma tendrás al público inmerso en un efecto que lo despertará de su aburrimiento y lo mantendrá atento en todo momento.

Atrás quedaron los días en los que las presentaciones con efectos e imágenes eran la onda. En el pasado vive el presentar con traje y hablar de usted al cliente, y definitivamente no está in pararse al presentar (excepto que estés frente a más de 100 personas, mínimo). Encuentra tu estilo, busca la forma que mejor te represente, pero sobre todo, no olvides que la actitud hace la mayor parte del trabajo, que observar y responder a reacciones, cambian el destino de una buena idea.

Imagen cortesía de iStock

Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close