Comunicación

La receta del fracaso

¿De dónde salió tanto gurú? Todos los días veo cantidad de seminarios, conferencias y talleres de expertos en marketing 3.0, digitivity, big data, storydoing, social coin, design thinking, etc. Mi pregunta es ¿cómo hacen para saber tanto de algo que no se ha terminado de inventar? No me malinterpreten, de seguro hay gente muy talentosa y preparada allá afuera pero pareciera que de repente todo el mundo tuviera el secreto del éxito en sus manos.

Y la verdad es que el éxito financiero no es el éxito definitivo. Quien es exitoso en los negocios posiblemente tiene dificultades familiares, quien tiene éxito en el amor a lo mejor tiene quebrantos de salud, quién logra prestigio y reconocimiento social, es muy probable que se sienta más solo que nunca. El propio Jack Ma, multimillonario dueño de Alibaba, admitió que se arrepentía de haberse dedicado tanto a trabajar. No existe un camino garantizado hacia el éxito porque el éxito total es una utopía.

Con lo que sí estamos familiarizados es con el fracaso, no porque seamos unos perdedores sino porque todos en cierto momento hemos fallado en algo y con suerte, hemos logrado sacar una aprendizaje de ello. Así que he decidido crear este sencillo decálogo del fracaso, para que precisamente eviten todo lo que puedan hacer mal, que finalmente es lo que nos puede acercar al éxito.

  1. ÉCHALE LA CULPA AL OTRO. En la película “bichos” Hopper, el saltamontes malvado, le habla a la princesa acerca de lo que conlleva ser el jefe, para lo cual le dice “todo fracaso, es tu fracaso”. Aunque es una película para niños, no creo que haya mejor frase que defina el liderazgo.
  1. VANAGLÓRIATE DE TUS LOGROS. Nadie logra nada solo en este mundo, siempre hay que reconocer el mérito de quienes estuvieron a tu lado y te apoyaron. Sin los demás somos una vela, con los demás somos unos juegos pirotécnicos.
  1. PROCRASTINA. Si quieres fracasar pierde tiempo en todo lo que puedas; tomándote selfies, compartiendo videos graciosos, viendo notas faranduleras. No digo que no tengas derecho al ocio, pero como decía Steve Jobs “tu tiempo en este mundo es limitado”.
  1. DEDÍCATE A TRABAJAR. Parecería contradictorio con la regla anterior pero en realidad no lo es. De nada sirve trabajar duro si no es para cosechar los frutos con tu familia y amigos. Come bien, duerme lo suficiente y diviértete, pero que la diversión sea un derecho que te has ganado y no una salida fácil a la responsabilidad.
  1. AL DIABLO CON EL PLANETA. Como decía George Carlin “No cuides al planeta, cuídate tú”, porque cada vez que realizamos acciones inconscientes contra el ecosistema, nos estamos matando nosotros mismos. El planeta se regenerará cuando nos hayamos extinguido.
  1. JUSTIFÍCATE. No avales tus malas acciones por las malas acciones de los demás. Si te urge enseñarle algo a alguien, hazlo con el buen ejemplo.
  1. GÁSTALO TODO. En la vida hay que ser un poco tacaño. Seguro querrás darte la gran vida, pero en tiempos de vacas gordas hay que prevenir los de vacas flacas. Además siempre es bueno tener un fondo para invertir cuando llegue la oportunidad.
  1. PONTIFICA. Esta es la regla del estancamiento asegurado. Si no eres capaz de escuchar los argumentos del otro, no eres capaz de aprender y si no eres capaz de aprender no eres capaz de crecer. Nadie es el dueño de la verdad.
  1. PIENSA PRIMERO EN LOS DEMÁS. Si tratas de ponerle el salvavidas a alguien seguramente se ahogarán los dos. Lo mejor es ponerte el salvavidas tú y así serás capaz de ayudar al otro. También hay que ser un poco egoísta porque si tú no eres el protagonista de tu vida, te convertirás en un personaje secundario de la vida de alguien más.
  1. ODIA A TODOS Y A TODO. No te voy a decir que te conviertas en un hippy y cantes poemas de amor todo el día, pero la verdad es que cuando eres una persona negativa ves obstáculos en todas partes y serás un obstáculo para los demás. Cuando eres positivo en todas partes hallarás oportunidades y serás un faro para los demás.

Y un bonus es que SIGAS CONSEJOS. A estas alturas te habrás dado cuenta que me contradigo mucho, pero es que en realidad me gusta la gente rebelde. Rebelde no es el que le lleva a todo la contraria, ese es un imbécil. Rebelde es aquel que no se queda con lo que le dicen sino que se forma su propia opinión de acuerdo a lo que tiene a mano. No soy nadie para dar consejos pero si me lo preguntan, no busquen el éxito, solo traten de ser mejores seres humanos cada día.

Imagen cortesía de iStock

Ricardo Cárdenas Cabezas

Director creativo, productor audiovisual y docente universitario.
Fundador de MENTE. Padre de Nicolás y de Bastian.
Twitter: @eltuitdemente Web: www.ricardenas.com

Sigue a Ricardo Cárdenas Cabezas en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close