Diseño

¡Por tu bien! Clientes que debes evitar

En las redes sociales nos encontramos muy seguido con diferentes bromas respecto al cliente y su comportamiento con los creativos de las agencias o con diseñadores, de su poco presupuesto y alta exigencia o de sus pedidos a última hora de una campaña o un logo casi terminado. ¿Pero cuánta responsabilidad es nuestra en todo esto?

Como personas de negocios, los diseñadores tenemos el derecho de aceptar o rechazar proyectos, aunque siempre nos veamos tentados de ver nuevos retos como oportunidades de crecimiento profesional y económico.  Identificar los mejores clientes es un proceso normal en la curva de aprendizaje que con los años iremos perfeccionando.

Hace unos días hablábamos de unos consejos para conseguir buenos clientes ahora me gustaría compartir qué tipo de clientes hay que evitar.  (o al menos yo trato de hacerlo cuando puedo)

Los que no respetan

Hay clientes que piensan que el diseñador está 24/7 a su merced, o bien otros que hacen solicitudes fuera de contrato, este tipo de clientes asumen que por su reputación o tamaño de empresa tienen la potestad de poder hacer lo que quieran. También está el cliente que tiene todo “muy claro” en su cabeza y solo necesita alguien que ejecute su idea. En mi caso, una firma de arquitectos me contrató para rediseñar su sitio web, al principio ellos tenían una idea “muy clara” de lo que querían y las reuniones se sentían muy cómodas, pero en la medida que iba avanzando el proyecto la inseguridad les llegó por ver a la competencia y comenzaron los cambios cada 2 horas. Lo admito, perdí el control del proyecto y al final el resultado fue un completo Frankenstein con muchos dólares de pérdida.

Moraleja: Aprendamos a decir que no y tratemos de ver más allá y analizar con tiempo las posibles solicitudes que un cliente nos hará, créanme, les evitará dolores de cabeza.

Egoista y solo en ellos piensan

Aquí algunos se identificarán conmigo, muchas veces el cliente más pequeño o el que menos paga es el que más exige y hay momentos en los que dedicarle mucho tiempo nos limita de buscar o ver otros clientes que quizá nos permitan sacarle mayor provecho a la situación. Ahí es cuando tenemos que considerar si seguir con las cuentas poco valor / alta exigencia vale la pena. Hace unos meses yo trabajaba con una empresa líder en TV por cable en mi país, ellos exigían como cualquier cliente con cobertura nacional pero pagaban como una PYME, alegando que no había dinero para pagar más, en su momento pensé que por ser lideres en el mercado me iban a abrir muchas puertas, pero al cabo de 2 años sin ver la luz decidí que lo mejor era dejarlos ir y centrarme en clientes medianos que no son desgastantes, pagan lo justo y están dispuestos a escucharme.

No confían en tu trabajo y nada les gusta

Un par de veces me tocó lidiar con este tipo de clientes, los que están encima de ti respirándote en el cuello. -La confianza se gana con el tiempo y en la medida que tú como diseñador seas responsable podrás demostrar el valor de tu trabajo- . No importa cuántas ideas o conceptos les presentes nada les gustará, esto es una señal clara de que no tiene ni la menor idea de lo que quieren y sería el momento ideal para replantearse el brief o decidir trabajar con ese cliente. Yo tuve la experiencia de trabajar con un conglomerado brasileño de negocios en los campos de la ingeniería y la construcción que vino a mi país para licitar ciertos proyectos y me contrataron para diseñarles unas presentaciones e infografías para presentar resultados, cada vez que yo hacía un envío de los productos solicitados me llamaban para decirme que necesitaban que llegará a su oficina porque tenían cambios. Fue muy difícil manejar la situación, pero luego de muchas horas logré terminar. Mi recomendación es dejar todo claro desde el principio, qué se puede hacer, qué no se puede hacer y hasta dónde puede llegar tu trabajo.

Éstas son algunas experiencias que me han tocado vivir como diseñador y los tipos de clientes que trato de evitar. Si tienes algunas experiencias que nos quieras compartir y cómo lograste salir de ellas te invito a que dejes tu comentario.

Como siempre ¡muchos éxitos!

AUTOR

Rafa López

¡Hola Mucho gusto! Soy socio fundador de una agencia de Inbound Marketing, apasionado por el diseño limpio, la tipografía y las redes sociales. Me gusta compartir lo poco que se y aportar mi granito de arena cuando se puede. Seguime en Twitter: @rafa20

Imagen cortesía de iStock

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close