Creatividad

Slice of life

Uno de los tantos trabajos de un creativo es observar.

¿Qué? Todo, porque de la observación milimétrica de todas las cosas, nacen los insights que se desarrollan después como ideas creativas.
La curiosidad es la madre de la creatividad. Así que hay que verlo todo. La manera en que la gente habla, la manera en la que no habla. Escuchar de soslayo conversaciones ajenas. Mirar, mirar, mirar.
Así pues, echado a la orilla de la alberca de este lugar maravilloso y paradisíaco que es Acapulco y entre la pausa natural (o no) entre Monsiváis y Clarice Lispector, no puedo evitar observar a dos parejas y dejar que mi cabeza se entrometa de manera tímida pero osada, si cabe la contradicción, en lo que podrían ser una mínima parte de sus historias de vida.

Los recién casados.

Son una pareja como de 57 años más o menos, llevo tres días viéndolos en la alberca y él le está enseñando a nadar. Asumo que son recién casados justo por esa razón: le está enseñando a nadar en la alberca de adultos. Alberca que cada cinco minutos se ve invadida por menores y personal del hotel invitándolos a irse a una alberca en donde el infante se sienta más cómodo.
Bueno, lo que mi pensamiento detectivesco me indica es que, a su edad, esa pareja tendría que tener mínimo 20 años de casados. Entonces, no me cabe en la cabeza que en 20 años no le hayas enseñado a nadar a tu esposa o que sea tu primer viaje a un lugar donde hay una piscina.
Entonces: recién casados (segundas nupcias dirían las tías intrigosas).
Ella es medio atlética y él medio nada (o sea, si nada, me refiero a que para nada es atlético).
– Eso! Le dice amorosamente a su esposa mientras ella da brazadas a manera de zombie acuático y avanza a razón de cinco centímetros por brazada.
Mientras se mueve, asoma la cabeza torpemente y saca por la boca la misma cantidad de agua que expulsaría una ballena azul por el espiráculo.
Ambos usan gogles y el señor con voz muy baja y con una actitud de porrista universitaria le explica con lujo de detalle cómo es que tiene que salir a respirar y de qué lado hacerlo.
Llevan 3 horas dando vueltas. Algo que no se pone en duda son las ganas que tiene la mujer de aprender a nadar.

La trophy wife

Tiene todas las características que la ponen en esta categoría.
Está acostada en un camastro con su sombrero panameño ultra chic y su mIni traje de baño de lunares de Vilebrequin que dejan al descubierto el cuerpo escultural que esta milf de cuarenta y largos se ha hecho con el arduo trabajo del gimnasio y la cartera de su marido.
Ataviada obviamente con sus lentes Ray Ban y la cantidad exacta de pulseras de piel rojas de super marca para evitar la mala vibra. También tiene colgada en el tobillo su pulserita de pandora.
Si el yorsh de polanco fuera mujer sería esta, seguro. Trae todo su outfit mega trucutrú.
Y como último accesorio está su marido sexagenario que simplemente tiene un traje de baño rojo y está muerto (o al menos así parece) en un camastro. Él es de piel naranja. No sabría decir si a causa del sol o de una cama de bronceado en el spa. Lo único que se le puede ver es el pelo blanco relamido como hacen los mirreyes septagenarios para dejar claro que pertenecen a la secta de los viejos que tienen mucha lana mano y un Rolex acero y oro.
Hasta ahí llego con su historia y no creo que haya mucho más que se tenga que imaginar. Más que historia lo que ésta pareja representa es un cliché andando. O asoleándose en este caso.

Este es mi reporte playeril. No sé si se imaginaban un post de propósitos de año nuevo (tal vez hasta yo me imaginaba un post de propósitos de año nuevo, pero ni modo. No se dio). No sé si los demás se fijan en la gente que está en los camastros y en la alberca e imagina sus historias de la misma manera ( o mejor y más acertada) que como lo hago yo.

Mi año se acabó. Seguiré escribiendo. Seguiré observando. Seguiré soñando, reportando e imaginando. Inventando. Cumplo 3 años con mi blog. Ojalá me caigan más lectores, ojalá no se me acaben las historias y ojalá tenga más posts como el del “Chapo” que tuvieron más de 110,000 downloads de un sitio que lo posteó ahí (Roastbrief).

Les deseo a todos felicidad y amor. Y que luchen por tener eso que quieren. Pásenla increíble.

Buen año tengan todos.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close