Publicidad

Carnada de clics

Internet eclipsa nuestras vidas –eso ya lo sabemos-, sin embargo, las redes sociales cambiaron las reglas de todo. Lo que empezó como simple diversión gracias a los múltiples videos de gatitos siguió con el auge de la socialización mundial y las telecomunicaciones hasta continuar con los negocios, el e-commerce y sus derivados.

Si entraste hasta aquí por el título o por la imagen, eres parte de esa carnada de clics –tranquilo(a) no es nada malo- pero de ahora en adelante verás la importancia que tiene este tema dentro de las estrategias marketeras.

Definamos

La frase “buscarle las cinco patas al gato” queda perfectamente en este contexto. En los mil y un recursos que se utilizan diariamente para conseguir las ansiadas visitas, likes y viralización de contenidos, el clickbait –cebo o carnada de clics para los de este lado del mundo- es una de las estrategias por las que mucha gente puede llegar a odiarte.

El clickbait es el arte en pleno del “maquillaje” de contenidos poco útiles, sin originalidad y repetitivos con intrigantes títulos, frases creativas o imágenes llamativas con fines monetarios. Y sí, hay mucho de eso en internet pero hay que aprender a separar lo que sí es y lo que no.

Lo que pretende todo esto es generar visitas para obtener ganancias CPI, punto. Aunque parezca lógico –pues todos queremos ser leídos-, el rollo es que la mencionada estrategia ha llegado al extremo de redirigirte a lugares sin sentido e incluso a post falsos y todo por un clic.

La gravedad

Como periodista te digo que la mayoría de los medios digitales hacen lo impensable para generar contenido de calidad acompañado del titular prefecto, que le garantice tener buen SEO orgánico y estar de primeritos, pero los listillos que vieron el camino rápido optaron por ganar clics para estar a su altura y aunque sea totalmente válido, el esfuerzo entre uno y otro es notable y tengo miedo por el futuro.

En social media los trucos están a la orden del día, unos buenos, otros mejores y los que parecen prometerte beneficios y a la final te van matando, son de los que hay que cuidarse encarecidamente.

Para mí todo se salió de control con las benditas listas tipo “15 cosas que no sabías de” –que hasta hoy copywriters recomiendan como técnica de atracción de lectores-, después evolucionó a “15 cosas que no sabías de… la 5 te dará un infarto” y eso comenzó a destruir lentamente la credibilidad de las informaciones que se ven en RRSS.

No todo es taaan malo..

La atracción de nuevos lectores

Una de las nuevas metas en el marketing es vender a través de los sentimientos y las informaciones que ofrecen la mayoría de los post se orientan a ello, lo que a la final resulta interesante de compartir.

Lo malo viene con la sobreexplotación de la ecuación sensacionalismo + titular llamativo + imagen impactante, porque nos cansamos y más si cuando al clicar el contenido no sirve para un comino.

Genera mayor presencia de tu marca

Cuando los contenidos se viralizan a la velocidad de la luz tu marca es más vista y eso es un hecho.

Lo malo está en cuando esa visibilidad es a costa de la línea o el enfoque que tiene la marca, es decir, te conocerán pero no por lo que vendes sino por algo que creaste para que te conocieran. ¡Efímero!

Rica carnada

El clickbait va dirigido a esa gente “impresionable” que se deja llevar en su mayoría por fotos y titulares que te dan comezón, no digo que no puedas implementarlo pero si tu marca es seria por favor NO DAÑES TU IMAGEN por algo que no vale la pena.

Si a tu público no le interesan las kardashians no abrirán ese cebo, mejor enfócate en algo original que te beneficie a largo plazo. Facebook ya no se la come y ha modificado su algoritmo para lidiar contra estas publicaciones.

Facebook fue el principal foco de clickbait de la web, muchos caímos varias veces en estos post y el nuevo algoritmo de la red social promete salvarte de ello. El mismo, mide el tiempo que pasas desde que haces clic y a la red social de vuelta pues, si tardas más de lo habitual es casi seguro que o te mandaron a otra web o te lanzaron pop ups con fines monetarios o de plano no pasó nada –y solo se activó el CPI-.

Muchos expertos piensan que el clickbait es algo perezoso donde se comparten  contenidos de poca profundidad, pero más allá de eso la realidad es que las marcas compiten por los clics y en sus beneficios pero como siempre digo: los extremos son malos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close