Publicidad

Cómo ser un creativo verdaderamente creativo

Cada día veo cientos de conceptos creativos que forman parte de nuestro desempeño diario como sociedad, sinceramente es muy raro que alguno de ellos llame verdaderamente mi atención. Actualmente los anunciantes crean y crean productos que son presentados a las agencias que crean y crean ideas, pero dirían por ahí:” ninguna que verdaderamente nos mate”.

No se trata de menospreciar el trabajo de mis colegas ni mucho menos, sino de hacer un verdadero análisis crítico, uno donde verdaderamente nos preguntemos a nosotros mismos como profesionales qué es lo que sucede con las ideas; ¿Acaso se fueron de largas vacaciones?, no lo creo. Crear ideas es la parte de mayor dificultad y la menos enaltecida por el público en general; no hablemos de nuestro gremio porque todos sabemos los premios entregados a las grandes ideas, a las  que son verdaderamente creativas, pero al momento de hablar con nuestros clientes de este misticismo que envuelve un gran concepto creativo entonces hablamos de una batalla que generalmente termina en tregua.

Los clientes, anunciantes, marcas, llámenles como ustedes quieran; se sienten con el gran poder de decir que una idea es buena o mala, desechando verdaderos hits publicitarios simplemente porque ellos “no lo sienten”. Desafortunadamente los clientes en su gran mayoría aún no entienden que ellos no son el consumidor final, que ellos no deben sentirlo, sino que su responsabilidad es confiar en nuestro trabajo y es nuestra obligación crear verdaderas ideas que sean funcionales para los clientes.

Pero ¿Cómo hacemos que esto funcione? No existe una fórmula exacta que nos permita construir grandes conceptos creativos, pero si es necesario entender que para llegar a cubrir los objetivos de una gran idea primero debes comenzar contigo mismo, cumpliendo con los siguientes puntos:

1-DEJA DE JUGAR. No es broma, toma tu trabajo en serio, estás cobrando por un servicio de beneficio para terceros entonces lo mínimo que puedes exigirte a ti mismo es comportarte como un profesional; muchas veces he escuchado a personas decir que necesitan hacer miles de cosas que van desde jugar un rato x-box hasta fumar un poco de hierba ¡Ya deja de hacerte tonto! La realidad es que trabajar trae grandes resultados, si tú no te tomas el trabajo en serio no esperes que el cliente te tome también con esa misma seriedad.

2-CREA UNA RUTINA. Tiene que ser tanto personal como profesional, oblígate a ti mismo a seguirla al pie de la letra durante todos los días, sé muy bien que no te gusta seguir rutinas y por eso eres creativo, permíteme decirte que cada persona requiere tener esa ética personal de ser capaz de cumplir con los estándares de su vida, lo que te llevará a cumplir con las tareas que día a día tienes que cumplir, incluyendo las ideas que tienes pendientes y les huyes desde hace tiempo.

3-ESTUDIA. La realidad de nuestra profesión es que nos pasamos la mayor parte del tiempo en este punto, estudiando los estudios de mercadotecnia, la segmentación de nuestro target, la competencia, las campañas predecesoras, entre muchas otras cosas. Te invito a que pongas mucho énfasis a estudiar muy bien todo lo que rodea a tu marca porque luego vienen los reveses cuando no eres capaz de responder una pregunta tan sencilla de tu campaña o tu anunciante, haz la marca tuya, no es broma; si quieres venderle algo a los demás siempre le digo a las personas que debes ser capaz de venderte a ti mismo cada una de tus palabras, así que estudia acerca de tu cliente, de tus consumidores a tal grado que esa idea sea lo suficientemente firme para cubrir sus necesidades.

4-TRABAJA DURO. No me refiero a que una vez a la semana te quedes hasta tarde, hablo que de verdad te vuelvas productivo y efectivo en tu agencia, el crear ideas es 1% de inspiración y 99% de transpiración. No te quedes con la primera idea que está en tu cabeza, ni con la décima, si sigues lo suficiente en algún momento encontrarás ese “click” de la gran idea, es por lo mismo que cada día vemos resultados tan pobres y esto se debe a que hay un trabajo muy pobre detrás que lo sustenta.

5-BE A PRO. Ya sé, se escucha padre en inglés, aunque en todos los idiomas existentes significa exactamente lo mismo, vuélvete un profesional de lo que hagas, si esta mañana te levantaste y decidiste ser creativo entonces vuélvete un maldito creativo, pero uno de los que la gente toma en serio, de los que las marcas quieren, los que pide el mundo a gritos. Hace poco escuchaba que hoy nos encontramos en una de las generaciones más ocupadas pero menos efectivas de la historia, están ocupadas en el celular, se la pasan en redes sociales, están creando snapchats divertidos porque eso hace la gente creativa, y esa es la raíz de problema, que todos son creativos en su manera pero ninguno lo hace profesionalmente como lo hacemos nosotros.

Para finalizar me permito invitarte a que hagas cosas que te divierten, pero hazlo en el tiempo dedicado para eso, hay un horario en el cual percibes un salario por crear verdaderas ideas y no importa si eres el practicante de la agencia, el diseñador, la de cuentas, el director creativo, el community manager; el día de hoy te pido que verdaderamente voltees a ver tu trabajo y pregúntate a ti mismo si estás satisfecho con lo que haces cada día ¿qué sucedería si hoy decidieras hacer las cosas diferentes?

Jaime Pérez Gómez

Soy un publicista de la nueva era creado en la vieja escuela, creativo digital co-fundador de Zentaury. Sígueme en twitter: @JaimeMX_

Sigue a Jaime Pérez Gómez en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close