Publicidad

El valor del momento justo

Es un hecho que el continuo crecimiento de las redes sociales ha modificado e influenciado la manera de comunicar.

Muchas veces no ser parte del último trending topic representa una pérdida irrecuperable de participación en el mundo cibernético, tanto para el usuario común, como para las marcas. (Sobre todo para las marcas).

En octubre de 2015 la marca Lizano, originariamente costarricense, ahora parte de Unilever, fue protagonista del desliz quizá más grande de sus oportunidades publicitarias: Katy Perry (sí, Katy Perry), en su visita al país descubrió el sabor de la salsa Lizano y quedó sencillamente fascinada.

Su reacción no se hizo esperar en las redes, y bajo el término liquid gold cerró con broche de oro lo que parecía la oportunidad puesta en bandeja para la marca en cuestión.

¿El resultado?, ninguno. No hubo Community Manager al tanto de la locura desatada por aquel tweet, sino cientos de comentarios de los usuarios y consumidores evidenciando la increíble falta de atención ante semejante descuido.

Fue horas después que empezaron a aparecer los retweets y publicaciones de la empresa. Pero ya era muy tarde, la reacción que generaron fue negativa. Todos hablaban de la marca, sí, pero no para bien.

Vivimos en una era de instantes, y vivimos rodeados de un mercado cada vez más en contacto con el mundo de la tecnología y con la necesidad de ver a las marcas siendo parte de él.

El marketing en el momento es un hecho, las respuestas inmediatas (para bien o para mal), hacen eco, y crean una fuerte presencia dentro de la mente de los consumidores.

No basta con emitir el mensaje y esperar a que sea interpretado, el comunicador siempre debe mantenerse al tanto, generar reacciones y responder a ellas, ir un paso delante de las expectativas y de la competencia, estar presente en los momentos inesperados y hacerlos suyos en beneficio de la imagen que representa, sacarle el último provecho a los instantes. Estar ahí.

Las respuestas dicen mucho, pero a veces el silencio dice más, y en una época donde nada se calla, hacerlo es como no existir.

El mundo es ahora, donde gana la inmediatez, donde el paso acelerado de la existencia nos hace responder más rápido, y no nos perdona quedarnos en el sueño del desconocimiento o la indecisión.

Hay que despertar de ese letargo que nos invisibiliza. Reaccionar ante la oportunidad inminente que a veces llega sin ser buscada, y salir triunfantes como siempre la hubiésemos esperado.

 Aplicable para la vida.

AUTOR 

Gabriela Lizano Murillo

Creativa, diseñadora, publicista, costarricense. Creo en la simplicidad de la comunicación, y en las percepciones que hacen de la realidad una experiencia relativa. Amante de la vida perruna, las ilustraciones, la música, los libros viejos, y de lo que es capaz la mente visionaria de los humanos.

Imagen cortesía de iStock

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close