Publicidad

Me salí del grupo familiar de Whatsapp

Los grupos familiares son muy lindos mientras todos están contentos, pero ¿qué pasa cuando alguien no está de acuerdo con algo o abandona ese grupo? ¿Te ha pasado?

Los grupos en Whatsapp son desgastantes porque hay demasiadas personas hablando al mismo tiempo. Lo que significa que mientras intentas escribir un artículo, tu móvil no deja de vibrar por las notificaciones.

¡Peligro! Un grupo familiar

En todas las familias existen pequeñas riñas, que si la tía Conchita no soporta al primo Roberto o si las primas se enojaron porque en la reunión familiar les preguntaron por el novio, que ahora era ex novio.

A pesar de todas esas pequeñas peleas sin importancia, se decide hacer un grupo. “La maravillosa cohesión familiar directo en tu móvil”, dijo nadie nunca. Ahí se comparte de todo, desde cadenas de oraciones por el Tibet hasta chistes subidos de tono.

Este grupo es altamente peligroso por dos razones:

Primero, porque la foto sexy para tu novio o el chiste ñerísimo para “el pollo” puede terminar ahí por equivocación.

Segunda razón y la más importante, puedes herir susceptibilidades de los integrantes. Ya sea con chistes religiosos, machistas, homofóbicos o memes aun cuando no sea tu intensión.

Oopsy! Me salí del grupo

No todos somos iguales y la tolerancia es básica en los grupos cuando amas a tu familia. Desgraciadamente los comentarios ofensivos, las miles de notificaciones o fotos guardadas en tu móvil, no son tan tolerables para algunos.

Nunca falta la prima que no aguanta, sí, esa mamona que es “open mind” que a veces no cuadra con las ideologías tradicionales y de repente considera algunos comentarios ofensivos y ¡pum!, se sale del grupo. La tía que se salió porque sinceramente no le interesa la conversación o el primo que archivó el grupo y jamás contesta.

Después del abandono se arma la rebambaramba y las opiniones vuelan por todos lados. ¿No era sólo un grupo? Les quiero decir, mis queridos lectores, que no es un simple grupo, la familia le toma cariño y aunque para ti sea sólo un coscorrón para los integrantes que intentan molestar o ya no se te antoje estar ahí, se van a “sentir”, aún cuando el cariño no dependa de un grupo.

Grupodependencia

Whatsapp tiene 990 millones de usuarios, 70% lo utilizan diariamente y se envían 30 mil millones de mensajes diariamente, según DMR.

Basados en la tecnología, las redes sociales, los medios, las conversaciones y los grupos de Whatsapp han adquirido una importancia impresionante. No significan más un medio de comunicación, sino la adopción de una filosofía que engloba nuestra vida misma, como lo logró Facebook hace unos años, haciendo que un like o un share tuviera muchos significados.

Los grupos seguirán siendo un arma de dos filos, por eso es mejor cuidarlos, quererlos, compartir cosas agradables y sobre todo, no salirse. Porque si te sales del grupo de tu familia o amigos, más que un acto de rebeldía o enojo, será un caos.

Si ya te saliste del grupo, no te queda más que explicar que no es nada personal hacia ningún integrante del grupo. Ellos decidirán si te perdonan con un abrazo o te castigan con el látigo de su desprecio.

Imagen cortesía de iStock

Etiquetas

Artículos relacionados

One Comment

  1. Hola! He encontrado este interesante tema en este interesante blog… La cuestión que hace no mucho me pasó algo parecido (me salí del grupo sin decir nada) y la verdad que fue un arrebato, y creo que me arrepiento, por no haber explicado al grupo que no era algo personal, en absoluto. lo que pasa que también creo que se dan por hecho muchas cosas, y que a veces, no preguntar a alguien si quiere ser incluido, o relacionarse de aquella manera, puede que algún integrante no lo lleve bien o en esos momentos de su vida no esté para eso.
    En fin, me gustaría saber su opinión, o si a alguien le ha pasado algo parecido, etc gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close