Publicidad

¿Campañas básicas como estrategia de promoción?

Todas las campañas publicitarias que hay actualmente, ¿tienen al menos un poco de creatividad? No realmente. Esa publicidad que vemos diariamente, los avisos contra los que nos estrellamos al caminar, la cantidad de papeles que llegan a nuestras manos y terminan en un bote de basura, son campañas que, para bien o para mal, son tremendamente básicas. En alguna ocasión, intenté conversar esta situación con mis colegas y la respuesta más común fue “tú no eres el público objetivo”. En parte pueden tener razón pero no es excusa para la creación de piezas tan mediocres.

¿Qué son estas campañas que rodean gran parte de nuestro entorno? A mí también me gustaría saberlo, porque cuando se investiga, se llega a descubrir que incluso grandes agencias desarrollan este tipo de estrategias. Me comienzo a preocupar enormemente por el rumbo que está tomando la publicidad. Historias simples (o ausencia de ellas), copys mediocres, fotografía “linda”. Eso es lo que consumen nuestros ojos diariamente, porque ni si quiera se usa el recurso más usado en la publicidad, la metáfora.

¿Qué está ocurriendo? He llegado a la conclusión de que tal vez sea algún tipo de estrategia secreta dentro de las agencias porque ¿qué otra razón habría?

  • ¿Falta de presupuesto? Lo dudo porque estas campañas son también encontradas en las zonas más costosas, la agencia tiene un considerable renombre y no mencionemos que marca era. Dinero hay, pero muy mal invertido.
  • “Así lo quería el cliente”. Será eso, ¿o no se supo vender la idea? Varias veces me he encontrado con esa situación de “complacer al cliente”, al final entendí que si él me ha buscado es porque confía en lo que puedo hacer y me he mantenido firme. Sé que es difícil hacerlo en las grandes agencias, pero el mundo publicitario necesita un cambio.
  • “En ese espacio no se pueden hacer intervenciones impactantes”. ¿Dónde quedó la magia de lo que hacemos? Al menos una vez hemos leído un copy de esos que, nosotros como publicistas, nos quitan el aliento y, aún más importante, que la gente recuerda. Nos hemos topado con esas analogías gráficas que lo primero que se nos ocurre hacer es sacarle una foto y compartirla al mundo ¿Desde cuándo el espacio se convirtió en un obstáculo? Si se piensa creativamente, nunca se creará en un lienzo infinito algo más impactante que lo que se puede lograr en un pequeño recuadro.

¿Qué están haciendo esas piezas carentes de historia? Se supone que intentan mostrar la presencia de la marca, pero se han convertido en adorno de la ciudad. Piezas que no pasan de ser bonitas, de darle color a los terrenos.

La publicidad tal vez esté perdiendo poco a poco su impulso y en las agencias los publicistas han caído en la rutina del día a día, en el cumplimiento del esfuerzo mínimo, en limitarse en complacer al cliente. Por mi parte, me encuentro en la espera de un alza, de un renacimiento, Me dedico, como muchos, a sacar adelante la pequeña parte del mundo publicitario que me tocó vivir, reinventándome cada día, proponiendo nuevas cosas y devolver a la publicidad su antiguo brillo.

Imagen cortesía de iStock

Yheison Giraldo

Publicista. Voy por la vida recopilando lo cotidiano y convirtiéndolo en historia; apasionado de los libros, la escritura y el marketing digital. Me encuentras en Twitter como @YDGiraldo

Sigue a Yheison Giraldo en:

Artículos relacionados

Close
Close