Publicidad

¡El error que cotidianamente cometemos!

Tal como lo he venido aclarado, es muy vital darle la importancia debida al uso de una obra de derechos de autor, generalmente en el mundo de la publicidad y en una sociedad tecnológicamente avanzada nos encontramos infinidad de información en la web, entre los cuales se encuentran composiciones musicales, productos multimedios, artículos periodísticos, producciones audiovisuales, fotografías, etc. y como es lógico en un mundo tan vasto de este tipo de información, pues existe la tentación de utilizar dichos recursos en la elaboración de estrategias de negocios, y otras cuestiones de publicidad. Pero ¡ojo! El simple hecho de que esta información haya sido publicada en internet o en cualquier medio impreso, y aun cuando el medio sea público, no existe la autorización del autor para la utilización o reproducción de estas obras, y menos de que las mismas sean de dominio público.

Por eso es muy importante saber que al momento de utilizar cualquier obra de autor que se encuentre en cualquier medio de comunicación, se tiene que tener la autorización del autor para su publicación o reproducción, o en todo caso la cesión de derechos del mismo, para comprobar que no se ha violentado ningún derecho de autor. Este tipo de consejo no va únicamente dirigido a las agencias de publicidad, sino al público en general, puesto que somos nosotros quienes en lo particular día con día ya sea en nuestras redes sociales, o en cualquier tipo de medio de comunicación compartimos fotografías las cuales desconocemos el autor, desconocemos su procedencia, o simplemente descargamos música sin tener una autorización del autor o del titular de los derechos, pero bueno esto es resultado de la falta de información del tema, por lo que en el afán de dejarlos un poco más tranquilos, les voy a comentar algo, pero solamente con ese afán, que quede claro.

Pues resulta que si por alguna razón tú llegaras a descargar una canción y ésta se mantiene para tu uso y no para una comercialización en forma, pues realmente no existiría ningún problema, lo mismo pasaría si descargaras un libro, una fotografía, etc. pero bueno en un mundo publicitario, en donde se pretende llegar al mayor número de consumidores potenciales, resulta imposible tener ese único interés, así que pues a poner más atención sobre las cosas que descargamos, compartimos o que tenemos a nuestra disposición, recordemos que ¡No todo lo que brilla es oro!

Existen diversos mecanismos para la obtención de los permisos necesarios para la publicación de este tipo de obras de derechos de autor, mecanismos de los cuales las agencias de publicidad tendrían que tener en mente al momento de querer utilizar cualquier tipo de obra de naturaleza publicitaria.

Por un País lleno de coherencia publicitaria…

AUTOR

Cristian Lozano

Licenciado en Derecho y Asuntos Internacionales. Derecho mercantil, derecho publicitario, derecho de propiedad intelectual y valuación de activos intangibles. Gestión administrativa, corporativa, notarial, jurídica, valuación y propiedad Intelectual. Apasionado por la publicidad y la mercadotecnia. Casado desde hace 3 años y padre de un bebé de 6 meses de edad.

Imagen cortesía de iStock

Cristian Lozano

Joven Abogado y emprendedor, amante de la música, adicto a las letras, aprendiz de escritor, enamorado del derecho con una afinidad al Derecho de Propiedad Intelectual.

Sigue a Cristian Lozano en:

Artículos relacionados

Close
Close